Política

“Estamos yendo hacia un gobierno no democrático”, advierte analista

 

La analista e investigadora Milda Rivarola advierte que nuestro país se dirige hacia otra forma de gobierno y eso se puede percibir con los acontecimientos que se van dando desde hace varios años.

“Estamos yendo hacia otra forma de gobierno, no sé si va a ser dictadura, pero sí autoritaria. Estamos yendo hacia otra forma de gobierno que no será democrática pero todavía no sabemos como se va a dar porque hay muchos regímenes que son no democráticos pero tampoco dictatoriales”, explicó.

Señaló que las instituciones democráticas que se instalaron para combatir el autoritarismo no están funcionando. “Hay un proceso de degradación general de las instituciones que se crearon y cuando no funcionan las instituciones aparecen líderes como Lino Oviedo (ya fallecido), Horacio Cartes o algún líder mesiánico. Sin democracia, tenemos liderazgos y jefaturas unipersonales”, acotó.

Mencionó que el único organismo que resiste como más democrático es la Cámara de Senadores.

Indicó que en la Cámara de Diputados hay una mayoría aplastante que hace una demostración de poder arbitrario con el caso de la diputada Celeste Amarilla, incluso con la intención mencionada por Pedro Alliana de forzar la situación para que el lugar de Celeste Amarilla quede en manos de su sector.

“Quieren demostrar que se dan el derecho de violar normas republicanas”, aseveró.

Agregó que la Iglesia Católica no se pronuncia desde hace muchos años sobre un caso político, y sin embargo lo hizo en la semana. Así también la Cámara de Senadores y el Colegio de Abogados lo hicieron contra el quebrantamiento del Estado de Derecho que supone la sanción a la legisladora del PLRA.

“Todos los organismos se pronunciaron en contra de su accionar, pero a ellos (los diputados) no les importa. Siguen demostrando su fuerza”, expresó Rivarola.

Vaticinó que el caso de Amarilla no va a ser el último. “Es una etapa dentro del proceso de la arbitrariedad e ilegalidad. El Parlamento ya se atribuyó a sí mismo como derecho que es completamente violatorio del orden republicano y de la democracia”, infirió.

Rivarola trajo a colación una frase empleada por Adolfo Ferreiro en la defensa de Fernando Lugo, durante su juicio político en el 2012. “Se deja que una mayoría coyuntural parlamentaria suplante a la mayoría popular”, dijo.

De esa forma se explica lo que ocurre muchas veces desde el juicio político a Lugo, añadió. “El Parlamento fue tomando atribuciones por encima de la soberanía popular a partir del juicio político a Lugo. Eso volvió a pasar en este periodo con Paraguayo Cubas. No hay ninguna legislación o reglamento que diga que te van a sacar el cargo porque lanzaste agua a alguien”, dijo.

Agregó que tampoco está reglamentado como la mayoría de diputados o senadores, puede desaforar, sancionar o destituir a un diputado. “No tienen fundamentos constitucionales ni legales porque siquiera está reglamentado. Entonces se da el espacio a las mayorías”, explicó la analista.


Cuando no funcionan las instituciones aparecen líderes como Lino Oviedo, Horacio Cartes o algún líder mesiánico.

El caso de Amarilla es parte del proceso de arbitrariedad. Se atribuyeron el derecho de violar normas.
Milda Rivarola,
analista e investigadora.

Dejá tu comentario