Política

Esperan apoyo de diputados a ley de conflicto de intereses tras polémica

Hoy se trata el proyecto, presentado hace más de un año, y la bancada oficialista está en el ojo luego del discurso de Abdo criticando el abuso que hizo Horacio Cartes de las puertas giratorias.

La coherencia discursiva del oficialismo se pondrá a prueba hoy en la Cámara de Diputados, que contempla en el orden del día de la sesión ordinaria el proyecto de ley que penaliza el conflicto de intereses y el nepotismo, sobre todo luego del discurso del presidente de la República, Mario Abdo, quien cuestionó duramente el abusivo uso de las puertas giratorias por parte de su rival Horacio Cartes, para fortalecer sus empresas.

La prueba número uno será dar cuórum para el tratamiento del proyecto, y posteriormente, la votación.

Ya el 29 de marzo de 2021 se presentó el proyecto de ley que define, previene y sanciona el conflicto de intereses, y amplía la Ley 5295/2014, que prohíbe el nepotismo en la Función Pública. Durmió sin tener dictamen por más de un año, ya que su aprobación afectaría principalmente al entorno empresarial de Honor Colorado.

La principal proyectista, la diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González, indicó que se espera que Fuerza Republicana apoye no solamente por las manifestaciones de Marito, sino porque el mismo Ejecutivo impulsó una normativa similar. Resaltó que si Fuerza Republicana vota en contra, se revelará, una vez más, el divorcio entre lo que se dice y lo que se hace.

“Esperamos que el oficialismo apoye la ley de conflicto de intereses por dos motivos. En primer lugar, por las públicas manifestaciones del presidente, líder del sector, en un acto público, pero también porque el propio Poder Ejecutivo ha trabajado con cooperación internacional presentando una iniciativa a través del Senado muy similar que hemos tomado en cuenta al realizar algunas modificaciones. Creemos que es un desafío importante y si es que contamos con el apoyo del oficialismo sería positivo”, expresó la legisladora.

Entre otros puntos, el proyecto señala que las personas que han ocupado cargos públicos no podrán, por el periodo de dos años, trabajar en una empresa del sector privado con la que mantuvo una vinculación directa o participó en contrataciones.

La ley también establece la declaración jurada de intereses de cada funcionario, incluyendo a sus familiares, para evitar un posible conflicto. Si no se presenta la declaración o se falsean datos, deberá pagar multa y será castigado con la prohibición de ocupar un cargo público por 10 años.

Del mismo modo, la propuesta presentada por el Frente Parlamentario contra la Corrupción y la Impunidad incluye la prohibición de nepotismo, es decir, ninguna autoridad pública podrá contratar directamente a un familiar.

El proyecto afectará principalmente al cartismo, que llevó esta práctica con frecuencia. Son conocidos los casos del ex presidente de la Industria Nacional del Cemento (INC) Jorge Méndez, quien fue como gerente de la cementera de Cartes, Cementos Concepción (Cecon); también el del ex presidente de Petropar Eddie Jara, quien ahora es gerente de Enex, y el mismo Santiago Peña, que de estar en el Banco Central del Paraguay y el Ministerio de Hacienda, se pasó al banco Basa.

Dejá tu comentario