Mundo

El peso argentino se desploma tras derrota de Macri en primarias

El valor del peso argentino ante el dólar se desplomaba a la apertura de mercados de este lunes tras la derrota del oficialismo el domingo en las elecciones primarias presidenciales, donde el peronismo se llevó la mayoría de los votos.

Según datos del estatal Banco Nación, de Argentina, el precio de la divisa estadounidense comenzó el día escalando y subía un 32% con respecto al cierre del viernes (61 pesos por dólar frente a 46,20 de finales de la pasada semana), por lo que el peso se devaluaba un 24%.

Tras reconocer la derrota en las primarias, lo que complica su reelección en las generales del 27 de octubre, Macri -que quedó 15 puntos abajo que su principal adversario, Alberto Fernández- alertó sobre el efecto que esto tendría en el ámbito financiero, al considerar que los inversores apostaban a su victoria, después de que el viernes el Merval, principal índice de valores del Mercado de Buenos Aires, subiera al cierre un 7,94%.

Nota relacionada: Holgado triunfo de Fernández sobre Macri en las primarias argentinas

En medio de la incertidumbre, la Presidencia adelantó formalmente, a través de un correo enviado a la prensa, que el Gabinete nacional, encabezado por Macri, se reunirá a las 15,30 horas (18,30 GMT) en la Casa Rosada, sede gubernamental en Buenos Aires.

Es así que el Ejecutivo, que normalmente se reúne por la mañana, espera al cierre de mercados para hacer balance.

Ya a primera hora de este lunes, se vio llegar a la casa de Gobierno a funcionarios del equipo económico, entre ellos el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

Según informó Infobae, fue el salto de precios más abrupto desde el 17 de diciembre del 2015. En aquella ocasión, subió un 36% luego de que el presidente Mauricio Macri levantara los controles de cambio, conocidos como “cepo cambiario”.

Mientras que, con respecto al guaraní, el peso llegó a los G. 100 en la compra y G. 130 en la venta.

Durante las elecciones del domingo, el candidato elegido por Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández, obtuvo el 47,36% de los votos, mientras que Macri, que busca la reelección, logró 32,23%. La diferencia de 15 puntos no era esperada por ninguno de los dos bandos.

El propio actual mandatario argentino admitió que el oficialismo tuvo una “mala elección”, pero sostuvo que tienen que trabajar para revertir la situación. “En octubre se van a definir los próximos 30 años de la Argentina”, añadió.

Nota relacionada: El 75% del electorado participó de las primarias presidenciales en Argentina

El Gobierno macrista tiene una economía en recesión, una tasa de desempleo del 10,1%, un nivel que no se registraba desde 2006, una inflación que alcanzó 22,4% en el primer semestre y que, según analistas, puede llegar a 40% al final del año y con una pobreza que afecta a más del 32% de la población, 4,7 puntos por encima de la registrada en el primer semestre del año pasado.

El oficialismo también sufrió un revés en la provincia de Buenos Aires, donde el candidato del kirchnerismo, Axel Kicillof, superó a la actual gobernadora María Eugenia Vidal, por 17 puntos. Esta zona es clave para las generales de octubre.

Fuente: EFE.

Dejá tu comentario