País

El papá: "Marcelo era valiente y lo mataron por hacer bien su trabajo"

Francisco Pecci, padre del fiscal asesinado Marcelo Pecci, dijo que su hijo no rehuía de los casos difíciles y que lo  mataron por ser persona honesta. Es duro, dijo, que padres entierren a sus hijos.

“Él me decía: ‘Padre, no te preocupes; cuándo han matado a un fiscal en Paraguay’, y es triste, porque tres balazos frustraron la vida de mi hijo. Desgraciadamente el mal se impone al bien”, lamentó anoche Francisco Pecci, padre del fiscal asesinado Marcelo Pecci. Fue durante la marcha y acto “Por la valentía y el coraje”, realizado frente al Panteón de los Héroes.

Con mucho dolor y con la voz quebrada, don Francisco Pecci afirmó en un contacto con NPY, que el fiscal “era un chico valiente, era un tipo jurista y prudente, lo matan por hacer bien su trabajo”.

Además, expresó que es sumamente triste y fuerte tener que ver partir a su hijo. Recordó a Marcelo como un fanático desde la cuna del club Guaraní, como un buen hijo, responsable y comprometido con su trabajo.

“Marcelo pasa a ser un mártir, héroe o patriota, es bravo, es duro que los padres entierren a sus hijos”, dijo.

También mencionó que siempre preguntaba a su hijo si recibía amenazas, a lo que él le respondía siempre que no, pero que estaba estresado por los casos que llevaba al frente de la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado.

“En muchas ocasiones he dicho que el mal gana al bien, pero me responden que no es así, que hay muchas gente buena, muchísima, pero la gente torcida o mala te gana la batalla de forma ilegal. El mundo del narcotráfico tiene poder económico y corrompe y corroe”, lamentó don Francisco.

“Marcelo pasa a ser un mártir. La mafia es difícil de ser vencida. Aquí se es correcto o corrupto”, remarcó.

Por último, expuso que la mafia deber ser vencida aunque sea difícil hay que sostener el optimismo. “Querría decir que la mafia será derrotada, vencida, pero eso es muy difícil, aunque hay que ser optimista”, recalcó.

Persona allegada habría colaborado en el crimen

Los investigadores de la Policía de Colombia manejan la información de que una persona “muy cercana” al fiscal contra el crimen organizado Marcelo Pecci habría participado o brindado información sensible para concretar el asesinato del agente fiscal, registrado el pasado martes, en una isla en Cartagena, mientras disfrutaba de su luna de miel.

En un contacto con Telefuturo, el periodista colombiano César Chaparro, de Caracol TV, dio detalles sobre esta arista de la investigación que lleva adelante un equipo de la Policía y Fiscalía colombianas. “Dicen los investigadores que una persona muy cercana al fiscal habría participado en este crimen. No especifican de qué manera, pero sí ellos sospechan de esa persona”, expresó el comunicador.

También se maneja la información de que alrededor de cinco personas estuvieron siguiendo los pasos de la pareja durante su estadía en el hotel Decameron, ubicado en la isla Barú, que cuenta con una playa privada. La fiscala Alicia Sapriza había confirmado dicha información. “Entre cuatro a cinco personas hicieron el mismo recorrido que la pareja”, detalló la agente.

Los investigadores, tanto locales como colombianos, coinciden en que el crimen del fiscal está asociado a la labor que Pecci realizaba.

El comisario Sergio Insfrán, que fue enviado a Cartagena para acompañar la investigación de sus pares colombianos, confirmó que los operativos se realizan con base en la hipótesis principal, de que el crimen fue planeado por referentes del crimen organizado.

INFORME. Dato importante que manejan los investigadores es que los autores alquilaron una moto acuática en un balneario cercano a la isla Barú, por media hora. Sin embargo, 16 minuto después ya la devolvieron. Sobre la huida de los sicarios hay dos versiones que manejan los investigadores. Una de ellas es que huyeron en una lancha que los aguardaba en la costa.

Otra de las hipótesis es que los sicarios, luego de entregar la moto acuática, se cambiaron las vestimentas que llevaban puestas y caminaron por alrededor de 800 metros, mezclados entre los visitantes, y se fugaron en un automóvil que los aguardaba. Las características de este vehículo aún no han sido reveladas por las autoridades encargadas en la investigación.

Los sicarios asesinaron de tres impactos de bala al fiscal Pecci, según los reportes forenses. Uno de los proyectiles dio en el rostro del agente, mientras que los otros dos impactaron en la espalda.

La esposa del agente fiscal, la periodista Claudia Aguilera, dio detalles sobre el crimen de su esposo, ocurrido a metros de ella, en la playa privada del hotel Decameron. La pareja, en su último día de luna de miel en Colombia, bajó a disfrutar de la playa antes de su vuelo de vuelta a nuestro país, cuando fue concretado el atentado contra el fiscal.

La periodista contó que su marido se levantó de la reposera y fue a caminar hacia la playa. Luego, al volver, mientras sacudía las arenas de su toalla, llegaron dos hombres en una moto acuática y se dirigieron directo hacia su objetivo. Ella vio el momento en que el sicario extendió su brazo hacia su esposo y realizó los disparos. Toda esta situación fue bastante confusa para la mujer, que logró observar la huida de los asesinos en la misma moto acuática en que llegaron.

También dijo que los turistas presentes intentaron detener a los autores, pero estos realizaron un disparo cubriendo su huida.

Viuda del agente fiscal pide respeto, empatía y Justicia

La periodista Claudia Aguilera emitió ayer un comunicado en el pide respeto a su privacidad para poder sobrellevar el duelo y, a la vez, agradece las muestras de apoyo tras el asesinato de su esposo, el fiscal Marcelo Pecci.

También destaca que seguirá colaborando con las autoridades en las investigaciones del crimen de su esposo.

“Mi familia y yo estamos sumergidos en un profundo dolor por el asesinato de mi esposo Marcelo Pecci y su pérdida irreparable. El luto no es solo para sus familiares y allegados, sino para todo el país y la comunidad internacional”, reza el escrito.

“También pido respeto para mis familiares, sin dejar de pedir la debida empatía a mis colegas a quienes también agradezco su consideración”, expresa en la nota.

En ese sentido, resalta que los últimos días han sido difíciles de superar, por lo que solicita encarecidamente el respeto a su privacidad para poder sobrellevar el duelo.

“Reitero que no daré declaraciones a la prensa. No obstante, seguiré colaborando con las autoridades nacionales e internacionales en todo el proceso de investigación, con quienes también me siento agradecida”, señala en el pronunciamiento.

Por último, expresa su ruego para que se haga Justicia y que la muerte del “respetado y admirado Marcelo Daniel Pecci Albertini se honre con Justicia y con una lucha real al crimen organizado. Por mi lado, honraré la memoria de mi amado esposo cada día por el resto de mi vida y criando a un excelente ciudadano como lo fue su padre”.

Dejá tu comentario