Mundo

EEUU podría suspender la ronda de negocios con China

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, evocó el viernes la posibilidad de suspender la ronda de negociaciones comerciales con China, prevista para setiembre, y afirmó que su administración “no está lista” para firmar un acuerdo con Pekín.

“No estamos listos para lograr un acuerdo (...) Les denunciamos por manipulación (del valor del yuan). Veremos si mantenemos nuestro encuentro en setiembre. Si se hace, bien, si no se hace, también bien”, afirmó el presidente estadounidense en la Casa Blanca, justo antes de partir en helicóptero a su club de golf de Bedminster, en Nueva Jersey.

El mandatario añadió que Estados Unidos “tiene todas las cartas” en esta negociación comercial.

Una cancelación de la siguiente reunión con las autoridades chinas aumentaría la probabilidad de que la Administración de Trump cumpla con su amenaza de promulgar nuevos aranceles sobre 300.000 millones de dólares en productos chinos, ya que los gravámenes comenzarán el 1 de setiembre si no se alcanza un acuerdo comercial antes.

Tras este anuncio, la moneda china, el yuan, cayó a su nivel más bajo respecto al dólar de la última década, por lo que Washington acusó a Pekín de manipular su divisa.

El presidente estadounidense rompió poco después con décadas de política monetaria y mostró su descontento por el valor alto del dólar porque, dijo, perjudica a la industria manufacturera local, lo que atizó el fantasma de una guerra de divisas.

Trump quiso desmarcarse el viernes de cualquier alteración del dólar: “No necesitamos hacerlo (...) yo no haría eso”, dijo. El mandatario quiso despejar el fantasma de cualquier alteración del dólar, “la moneda más segura del mundo”, como lo definió, pero eso no le impidió arremeter por enésima vez contra el banco central (Fed) para que baje los tipos de interés un punto porcentual o “un poco más”.

Wall Street retrocedió el viernes por las preocupaciones sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China, en medio del pesimismo creciente sobre las perspectivas de crecimiento global. Los principales índices tropezaron después de que Donald Trump dijera que podría cancelar las conversaciones comerciales con China.

Dejá tu comentario