Política

Economista afirma que pandemia pasa factura por los privilegios

 

El Gobierno se sigue embarrado con la urgencia para transferir la asistencia económica a las familias golpeadas por la crisis sanitaria y económica. Hasta el momento no alcanzó la mitad de la ayuda a las 330.000 familias, a pesar de que se está por cumplir un mes de la cuarentena.

La economista Verónica Serafini remarcó que la pandemia nos está pasando la factura de lo que no hicimos con anterioridad como Estado. Argumentó que tuvimos gobiernos que se preocuparon más por mantener los eternos privilegios y dejaron de lado a la gente.

El Gobierno estableció el programa Ñangareko para brindar el apoyo de G. 500.000 a las familias más afectadas por la falta de movimiento económico. Primero hubo problemas con el sistema de transferencia que colapsó y hasta el momento apenas entregaron el recurso a un poco más de 35.775 familias el fin de semana y se anunció que las inscripciones se podían realizar hasta ayer. Mientras siguen consolidando los datos a través de empresas telefónicas que se encargan de la transferencia monetaria.

Serafini sostiene que uno de los problemas del Gobierno es que no se tiene unificados los sistemas de información a pesar de que hace años se está haciendo el esfuerzo y que hay mecanismos que podrían utilizarse como la base de datos de la tarifa social o el registro único del estudiante (RUE) para cruzar la información. “Y si el objetivo es filtrar a quienes tienen recursos también se puede usar los datos de Subsecretaría de Estado de Tributación”, enfatizó.

PROTECCIÓN SOCIAL. La economista sentenció que por eso es que es tan necesario instalar de una buena vez algunos instrumentos que tiene el sistema de protección social.

“La pandemia nos está pasando la factura de lo que no hicimos con anterioridad como Estado. Pero eso sabíamos todos; sabíamos que la salud estaba mal y no se escuchó a la gente; sabíamos que faltaba el sistema de protección social y no se avanzó en mejorarlo. Hace años que se viene pidiendo el fortalecimiento de la seguridad social y en lugar de eso se aprobaron leyes para debilitar y lo que se aprobó para fortalecer desde un inicio se sabía que es impracticable”, arremetió.

Significo que las autoridades conocen perfectamente las necesidades pero terminaron priorizando los privilegios de un sector en detrimento de cuestiones sociales fundamentales

“Esto que estamos viviendo es parte de un todo. De un país que se preocupó más de una minoría privilegiada”, sentenció.

Serafini agregó que ojalá no sea tarde y sobre todo que no se siga haciendo todo de la misma manera anterior que ya fracasó. Puntualizó que desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería se presentó un plan para la agricultura familiar. “Si se mantiene la misma forma de trabajar del MAG, seguro que también va al fracaso. Hay que aprender de la experiencia y empezar a ver como transformamos estructuralmente las políticas. Eso no implica gran esfuerzo, sino utilizar lo que se tiene de mejor manera posible”, aconsejó.

URGIMIENTO. A medida que aumenta el malestar en la población que no recibe la asistencia estatal y no se, puede movilizar para generar ingresos económicos debido a la cuarentena, el presidente de la República Mario Abdo, dio instrucciones para que se acelere el proceso de asistencia y poder pagar a la mayor cantidad de beneficiarios.

Mientras las autoridades del Ejecutivo recién ayer pusieron en marcha el proceso de inscripción para puedan subsidiar a los trabajadores informales. Para tal efecto, habilitaron otra plataforma que es manejada por el Ministerio de Hacienda. De acuerdo a las previsiones de las autoridades estarán empezando a desembolsar la próxima semana. Aquí pretenden llegar a G. 1.500.000 personas.

Mientras que un sector queda fuera del sistema de ayuda del Gobierno, varias organizaciones sociales, comunidades y algunas autoridades locales se organizaron para realizar ollas populares y la entrega de kits de alimentos.

Los gobernadores habían solicitado utilizar el saldo inicial de caja para la compra de insumos para salud y colaborar con la asistencia a las familias porque la ayuda de la SEN no llegará a todas las familias mas necesitadas principalmente en el interior.

El Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) también se organizó para entregar ayuda a grupos de padres cuyos niños estaban siendo beneficiados con el almuerzo escolar.


La pandemia nos está pasando la factura de lo que no hicimos con anterioridad como Estado. Sabíamos que la salud estaba mal.

Si el objetivo es filtrar a quienes tienen recursos, también se pueden usar los datos de la Subsecretaría de Estado de Tributación. Verónica Serafini, economista.

La Cifra
500.000 guaraníes es el monto que el Gobierno transfiere a las familias vulnerables a través de Emergencia Nacional.

Dejá tu comentario