País

Docentes saldrán a rescatar a los excluidos del sistema educativo

Según un estudio publicado en 2018 son más de 100.000 los jóvenes en edad escolar que están fuera de las aulas. Un proyecto entre el Ministerio de Educación y gremios busca revertir esta situación.

Operativo Rescate se denomina el programa que proyecta que los docentes salgan a la búsqueda de los estudiantes que fueron excluidos del sistema escolar para que retornen a las aulas.

La idea es que el plan comience apenas arranque el año lectivo el próximo 21 de febrero, centrándose en los departamentos con mayores índices de pobreza, como San Pedro, Caazapá o Caaguazú. En un principio, se pretende que los maestros identifiquen a los alumnos que dejaron la escuela y que les ofrezcan regresar. O, en caso contrario, que continúen sus estudios con ofertas más flexibles, como la educación media abierta, que no es 100% presencial.

El programa es liderado por el Viceministerio de Educación Básica del MEC, que trabajará en conjunto con los gremios docentes, que ya dieron el okey para la iniciativa.

Una experiencia similar se dio en Guatemala, donde en un periodo de tres años, los educadores consiguieron que miles de chicos, de todos los ciclos educativos, vuelvan a la escuela.

“Además de ofrecer otras alternativas que la educación formal, también queremos identificar primero las causas de la exclusión”, cuenta el viceministro Robert Cano.

Zonas. En general, los departamentos más rezagados son los sitios donde más se observa este abandono del sistema escolar, dice Cano. Concepción, San Pedro, Caazapá y Caaguazú son zonas donde prestarán atención.

El secretario general de la Organización de Trabajadores de la Educación (OTEP - Auténtica), Gabriel Espínola, expresa que la mayor deserción se da en la Media.

No obstante, en todos los niveles, incluido el primer ciclo de la Escolar Básica, se registran excluidos, de acuerdo con los sindicatos.

Otro programa exitoso de profesores que “buscan” a sus alumnos se da en un colegio secundario de Buenos Aires, donde los jóvenes provienen de la conocida Villa 31, habitada por decenas de familias paraguayas.

En este caso, el proyecto fue ideado por los mismos docentes de la secundaria.

“Si no salimos a la búsqueda de estos estudiantes tratando de persuadirlos a que vuelvan, o diciéndoles que hay ofertas flexibles que no se conocen, es probable que la situación nunca mejore”, asegura Robert Cano.

Informe. El último estudio oficial sobre la exclusión educativa se desprende de la Encuesta Permanente de Hogares, que sostiene que están fuera del sistema 106.596 jóvenes de 13 a 17 años en todo el país.

Dejá tu comentario