Sucesos

Díaz Verón fue al penal de Viñas Cué, por orden judicial

 

La jueza penal de Garantías María Gricelda Caballero, quien interina a su colega Julián López en la causa, dispuso el traslado del ex fiscal general del Estado Javier Díaz Verón de la Penitenciaría Nacional de Tacumbú a la cárcel militar de Viñas Cué, ubicada en Puerto Botánico, Asunción, porque presuntamente peligraba su vida.

Según informes de gente vinculada a la vida castrense, Díaz Verón comparte habitación en la zona de oficiales con el teniente coronel Enrique Sarubbi, procesado, entre otras cosas, por haber robado una ametralladora antiaérea, y con el coronel (R) Washington Añazco, procesado por tráfico de cocaína.

Sin embargo, ello riñe con la versión del vocero de las FFAA, coronel Félix Aranda, quien afirmó ayer que Díaz Verón estará solo en una habitación (ver material adjunto).

La prisión militar de Viñas Cué tiene un régimen de vida que los prisioneros deben cumplir. Ello hace referencia al horario tanto de levantarse como para acostarse o ir al patio, así como al de las comidas, el aseo y deportes.

También se tiene un régimen de visitas, establecido para los martes y jueves a la tarde, y los fines de semana.

Si bien los reclusos pueden llevar algunos muebles y electrodomésticos para su uso, ello depende de la capacidad edilicia y de las instalaciones eléctricas, explicaron.

El área del penal está separado del resto de la unidad militar, y cuenta con servicio de guardias y rondas. Las instalaciones cuentan además con algunas habitaciones que son compartidas por tres, cuatro o más internos. Los demás usan salones comunitarios.

Ayer, a las 13.45, llegó Díaz Verón a Viñas Cué, desde Tacumbú, donde estaba por orden del juez Julián López. El ex fiscal general se encuentra imputado por lavado de dinero.

La jueza Caballero determinó que el imputado fuese trasladado al establecimiento sugerido por la defensa, en este caso, por el abogado Mario Aníbal Elizeche, quien solicitó el traslado de su cliente a Viñas Cué, por supuestas amenazas de muerte que habría recibido su cliente en el principal reclusorio del país. La fiscala Carmen Gubetich de Cattoni no opuso reparos para el traslado de Díaz Verón a otro penal.

Dejá tu comentario