Sucesos

Destruyen puestos de vigilancia en puertos clandestinos del Paraná

La lucha contra el tráfico ilegal de mercaderías y personas en la cerrada frontera del Este es diaria. Ayer se registró un nuevo enfrentamiento armado entre militares y contrabandistas.

Los contrabandistas y narcotraficantes se ingenian a fin de controlar las patrullas de los militares del Área Naval del Este para violar el cierre de fronteras establecido en el país para combatir la pandemia del Covid-19.

En la madrugada de ayer nuevamente un estruendoso tiroteo en la barranca del río Paraná despertó a vecinos de Presidente Franco, mientras que los militares reportaron la destrucción de la logística utilizada por los delincuentes para el contrabando.

Los militares localizaron cinco puestos de vigilancia de los delincuentes en un bosque ubicado en el barranco del río Paraná, en el área de la usina Acaray, ubicada en Hernandarias.

El sector es conocido como uno de los lugares de paso clandestino de mercaderías y personas.

Los clandestinos tenían hasta casas precarias en medio de la vegetación, además de mangrullos en árboles, desde donde presuntamente vigilaban el movimiento en el cauce del río Paraná para alertar a los que se disponían a realizar el cruce en las embarcaciones, conforme a la presunción de los intervinientes.

NUEVO TIROTEO. Un recio tiroteo, que resultó ser persuasivo, según el informe del departamento de Comunicación Social de la Armada Nacional, se registró nuevamente en la madrugada de ayer en la zona de la Triple Frontera, en ciudad Presidente Franco.

Los militares pudieron incautarse de dos embarcaciones en el lugar conocido como Villa Toehyi, ubicado entre los barrios San Francisco y Santa Clara de Presidente Franco.

Los intervinientes localizaron una embarcación con una bolsa de arpillera con paquetes de alimentación y medicamentos para animales, que pudieron incautarse.

En el mismo sector localizaron una embarcación del tipo kayak, entre las piedras a orillas del río.

Fue en ese sitio que el personal interviniente fue recibido con una lluvia de disparos con armas automáticas, lo que motivó la reacción de los militares para cubrirse y trasladar la embarcación hasta la base naval, ubicada en la zona primaria aduanera del Puente de la Amistad.

No hubo heridos, ni detenidos.

CONCURRIDO. En el mismo sector fueron detenidas tres personas en la noche del lunes con un alijo de mercaderías que estaban transportando al Brasil en una embarcación del tipo deslizadora con motor fuera de borda.

Fue en el sector denominado Topehyi, donde los ocupantes se lanzaron al agua para intentar evadirse, pero finalmente fueron rescatados y detenidos.

Se trata de Marcelo Farias de Lima, de 22 años; Adriano Dagostin, de 36 años, brasileños, y Aureliano Benítez Britos, de 45 años, paraguayo, quienes tenían en la embarcación teléfonos celulares, baterías y decodificadores que estaban trasladando al Brasil, desde territorio paraguayo.



Dejá tu comentario