Sucesos

Denuncian ante la Corte por mala fe a querellante

 

El abogado Álvaro Arias denunció ante el auditor de la Corte a la querellante en un caso de violencia doméstica, por ejercicio abusivo del derecho y conducta de mala fe. Solicitó que se la sancione por su conducta.

El profesional defiende al acusado Juan Manuel Ruiz Díaz. Denuncia a Carla del Puerto Quinteiro, quien es querellante en el caso por supuesta violencia familiar.Según Arias, en la citada causa, que se juzga ante los jueces María Luz Martínez, Gloria Hermosa y Elio Ovelar, la querellante se desempeñó con mala fe y una conducta abusiva del derecho, lo que generó que se dilate excesivamente la causa.

Indica que la querellante Carla del Puerto, en la etapa preparatoria recusó al camarista Emiliano Rolón, lo que hizo que el expediente quedara dos años en la Corte, y no se pudo hacer la preliminar.Ya en juicio oral, recusó al fiscal Marcelo Conigliaro, lo que frenó el juzgamiento en mayo del 2018. Por el transcurso del tiempo, el juicio tuvo que reiniciarse con otro tribunal.

Después, recusó al magistrado Manuel Aguirre, lo que hizo que se inhibiera junto con sus colegas Juan Pablo Mendoza y Rossana Maldonado, en setiembre del 2018.

MÁS RECUSACIONES. Luego se integró un nuevo tribunal, donde la querellante recusó a los jueces Wilfrido Peralta, Carlos Hermosilla y Héctor Escobar. Tras el rechazo de la recusación, la misma apeló ante la Corte.

Según la denuncia, luego hubo una audiencia, y volvió a recusar al Tribunal.

Conforme la denuncia, tras la recusación la mujer incluso atropelló a los actuarios Paola González y Gustavo Leguizamón, amenazándolos con que “le conocerán y que sufrirán las consecuencias”. Ambos se inhibieron, al igual que los juzgadores.Con ello, se formó otro tribunal donde la querellante recusó de nuevo a la jueza Gloria Hermosa, lo que fue rechazado por los otros dos jueces.En la nueva fecha de juicio, según Arias, la señora Carla del Puerto recusó a las fiscalas Stella Marys Cano y Natalia Silva, lo que postergó de nuevo el juzgamiento.Según Arias, la querellante “se pasa recurriendo a la prensa, distorsionando la verdad real y señalando que la defensa es ‘chicanera’, siendo que en realidad ella y su parte son los verdaderos ‘chicaneros’” (sic).Alega que su cliente nunca faltó a las audiencias, ni preliminares ni de juicio oral. Finalmente, solicita que se pida informe a los jueces y que se la sancione.

Dejá tu comentario