Editorial

Cumplimos 46 años y renovamos el compromiso con la verdad

El diario Última Hora celebra hoy 46 años de vida, desde que el primer ejemplar apareció en las calles, el 8 de octubre de 1973. Desde entonces ha buscado sostener un modelo de periodismo al servicio de la ciudadanía, ofreciendo una comunicación responsable, oportuna y veraz, enfrentando a quienes han pretendido coartar su labor en distintas épocas. Estamos convencidos de que en una sociedad como la nuestra, además de ofrecer una información de calidad, toca a la prensa cumplir el rol de denunciar los abusos y ser un contralor permanente del poder, el perro guardián de la democracia. Muchas gracias por seguir acompañándonos en la tarea de procurar construir un Paraguay más libre, justo, digno y solidario.

En la calurosa siesta del 8 de octubre de 1973 se escuchó por primera vez el grito de los canillitas anunciando que un nuevo periódico estaba en las calles de Asunción y de las principales ciudades del Paraguay. Aquella exclamación que resumía el nombre “Última Hora” en una contracción del lenguaje popular (“¡timooree...!”) se volvió pronto parte del folclore paraguayo.

Hoy cumplimos 46 años de aquella primera aparición, en plena dictadura del general Alfredo Stroessner, en una edición por entonces vespertina que ofrecía la novedad de publicar “las noticias del día en el día”. Aquella primera etapa estuvo marcada por los obstáculos que suponía ejercer el periodismo en una época represiva, que entre otros episodios significó la clausura temporal por 30 días de este medio, de junio a julio de 1979, como el arbitrario arresto “por orden superior” del jefe de Redacción, Fernando Cazenave, y del secretario de Redacción, Félix Humberto Paiva, en 1982, por un título publicado en portada que no resultó del agrado del entonces dictador.

Desde entonces, el periodismo ha experimentado sustanciales cambios. Última Hora ha podido perdurar en el tiempo, evolucionando con el avance de las nuevas tecnologías, convirtiéndose en uno de los más importantes e influyentes medios de comunicación en el Paraguay, pero manteniendo su esencia fundamental desde aquella primera edición y su cercanía con la gente.

Estos 46 años están marcados por una manera de hacer periodismo que supo soportar ataques a la libertad de expresión y todo tipo de dificultades, pero que contó siempre con el fiel respaldo de los lectores, con el acompañamiento de una sociedad civil que entiende y reconoce el valor de una prensa libre como un requisito básico para construir ciudadanía.

Ofrecer información cotidiana de una manera clara y precisa, con fuentes diversas, con voces contrastadas y plurales, con visión crítica y en un adecuado contexto, ayuda a que la gente entienda mejor lo que pasa a su alrededor y pueda decidir mejor su propio destino, tal como lo exige y garantiza el artículo 28 de nuestra Constitución: “Se reconoce el derecho de las personas a recibir información veraz, responsable y ecuánime”.

Estamos convencidos de que en una sociedad como la nuestra, además de ofrecer una información de calidad, toca a la prensa cumplir el rol de denunciar los abusos y ser un contralor del poder, el perro guardián de la democracia. Desde esa perspectiva, venimos insistiendo en el mejor periodismo de investigación, que ha permitido sacar a luz diversos casos de corrupción en ámbitos de la política y del poder público, transparentar procesos, urgir a que la Justicia actúe y envíe a la cárcel a quienes deben rendir cuentas. Ayudar a que haya más transparencia y menos impunidad.

ÚLTIMA HORA es actualmente mucho más que el nombre ya legendario de un diario paraguayo, es un sello que inspira confianza en los lectores y en la sociedad, como garantía de buena información en distintos formatos. Es la continuidad del mismo antiguo compromiso que se renueva en la era digital, continuando el mismo trabajo desde la prensa por un Paraguay más libre, justo, digno y solidario. ¡Gracias por acompañarnos!

Dejá tu comentario