25 feb. 2024

Cucho Cabaña no cree que atentado contra su hermano haya sido una venganza

Reinaldo Cucho Cabaña se refirió al ataque contra su hermano Marcelo Cabaña en el penal de Tacumbú y dijo que se dio tras una discusión con internos que estaban borrachos. No cree que haya sido una venganza en su contra. Su hermano se encuentra intubado y en estado grave tras recibir 16 puñaladas.

Reinaldo Cucho Cabaña.jpg

Reinaldo Cucho Cabaña.

Para Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho, el ataque contra su hermano Marcelo Capi Cabaña fue un hecho fortuito y descartó que se tratara de una venganza en su contra.

En comunicación con radio Chaco Boreal 1330, sostuvo que conoce a los que atacaron a su hermano, a quienes señaló como adictos al alcohol y que se transforman cuando toman.

“Son personas que siempre crean problemas. A Reinaldo Báez (presunto atacante) nadie le hace caso. Es conocido en el barrio. Nunca le hicieron nada a nadie. Todavía no creo”, expresó.

Nota relacionada: Hermano de Cucho Cabaña, grave tras ser apuñalado en Tacumbú

Capi Cabaña, según las informaciones que recibió Cucho, se encontraba en el sector de las visitas privadas junto a su novia, cuando fue llamado por Reinaldo Báez y su hermano Martín y salió a hablar con ellos.

“Los dos (hermanos) estaban borrachos. Él salió de la privada. Dos contra uno no creo que sea una pelea muy justa. Mi hermano pensaba que no le iban a hacer nada, yo le conozco. Yo saldría, ellos venden comida”, agregó.

El procesado por lavado de dinero y otros delitos dijo que su hermano ni él recibieron amenazas de muerte y sostiene que no tiene enemigos.

Sin embargo, sostuvo que trabajará junto a sus abogados para que se pueda esclarecer el hecho, solicitando acceder a las imágenes de cámaras de seguridad.

“Nosotros vamos a tomar las medidas pertinentes, no vamos a dejar así; hubo alevosía, le clavaron en la cabeza y en el cuello”, detalló.

Lea más: “Fue duro todo lo que pasé”, dice Cucho tras abandonar la cárcel

Por su parte, Giselle Gutiérrez, abogada de la familia Cabaña, también fue entrevistada por Chaco Boreal y reveló que Marcelo se encuentra grave, ya que perdió mucha sangre al ser apuñalado por dos internos en el penal de Tacumbú. Sostuvo que recibió 16 puñaladas y que buscarán conocer detalles de lo sucedido.

La familia maneja que los atacantes fueron los hermanos Reinaldo y Martín Báez, que cumplen con altas condenas en el penal. Ambos se dedican a la venta de comidas para los internos en el recinto penitenciario, según las informaciones que les llegaron.

Marcelo Capi Cabaña es considerado un hombre importante dentro de la estructura dedicada al narcotráfico que supuestamente está liderada por su hermano, Cucho, quien fue procesado por los supuestos hechos de tráfico de drogas, provisión de medios de transporte para el tráfico de drogas, asociación criminal, comercialización de estupefacientes y lavado de dinero.

Recientemente, abandonó la Penitenciaría Regional de Emboscada tras ser beneficiado con arresto domiciliario en una vivienda alquilada en Lambaré, Departamento Central.

Más contenido de esta sección
El senador Líder Amarilla, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), compartió este domingo un manifiesto de los referentes del “frente democrático”, donde se hace un llamado a la defensa del Estado de derecho y del orden constitucional.
Una cámara de circuito cerrado muestra el momento cuando un grupo de delincuentes se robaron un cajero automático de Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná.
Itaipú Binacional rindió homenaje a las mujeres paraguayas por su día con un sorpresivo flashmob en el microcentro de Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná.
Una niña indígena de 10 años dio a luz en la mañana de este domingo en un centro médico privado de Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná, luego de ser víctima de abuso sexual.
Un motociclista perdió la vida tras sufrir un accidente de tránsito sobre la ruta PY02 en Minga Guazú, Departamento de Alto Paraná.
Un hombre perdió la vida tras ser agredido durante un partido de vóley en la localidad de Tres Cerros, Vallemí, en el Departamento de Concepción. La Policía busca al agresor que huyó tras cometer el hecho.