País

Covid: Variante brasileña golpea por igual a niños y adolescentes

 CONTAGIOSO. Tras introducción de la variable P1, la incidencia del Covid-19 en menores de edad aumentó 50%. SEVERIDAD. Desde marzo, registran una mayor hospitalización de niños y jóvenes con dificultad para respirar.

Lo que antes parecía solo exclusivo de los adultos mayores o personas con alguna enfermedad de base, está apareciendo ahora en niños y adolescentes: Cuadros severos disparados por el Covid.

“A principios de la pandemia, la afectación del rango pediátrico se mantenía en tasas menores al 4%, si los comparábamos con el resto de las poblaciones”, dice la Dra. Sonia Arza, coordinadora de la Sala de Contingencia Pediátrica Covid del Hospital de Clínicas.

De la experiencia que tienen allí, registraron un aumento de casos en agosto y setiembre del 2020, como episodios de síndrome inflamatorio multisistémico en cuatro niños que, tras un tratamiento, fueron dados de alta. “Los casos descendieron hacia finales de año. Pero, desde principios de marzo del 2021, estamos teniendo un repunte de casos que, comparativamente al año anterior, asciende a más del 50% de los ingresados en sala de contingencia respiratoria”, contrapone.

Y lo que más les llama la atención –apunta– es que los cuadros “son más severos y arrastrados, comparables a la afección que padecen los adultos en los niños mayores de 10 años”.

“Está aumentando el número de casos en niños y lo llamativo es que el niño que antes hacía enfermedades autolimitadas, ahora está enfermando como un adulto”, remarca la especialista.

Hay menores que llegan al hospital con “dificultad para respirar, ingresan a internación” o inclusive a terapia; así como se estila en los adultos y “antes eso era más limitado”, recuerda.

Y afecta a todos por igual, sin que padezcan alguna condición subyacente de salud. “A todos porque eran niños sanitos e ingresaron a terapia. O sea, está cambiando esto. Al principio los más afectados eran los de la tercera edad y ahora afecta mucho más a jóvenes”, compara.

Atribuye todos estos cambios abruptos a la nueva variante que circula a nivel país. “El niño que ingresa a terapia tiene al papá y a la mamá enfermos (de Covid) y la carga viral es alta”, dice Arza y explica que los niños pasaron a estar más expuestos ahora por la rápida dispersión de la variable P1 de Manaos y de otras como la de Belo Horizonte, la británica y la sudafricana: “Como el niño no puede quedarse solo, es terrible la situación porque no puede aislarse del resto de su familia”.

Suscribe que los cuidados sanitarios –uso correcto de mascarilla, distanciamiento y lavado frecuente de manos– reducen la posibilidad de contagio y la virulencia de esta y otras variables

“Inclusive vemos que en una misma casa que el marido tuvo (Covid) y la esposa no; entonces, quiere decir que ahí sí se aislaron e hicieron las cosas bien”, señala.

De ahí la importancia –dice– de individualizar a cada niño en relación a acudir o no a clases presenciales. “Está demostrado que un niño adquiere la infección casi siempre de un adulto, así que es una observación que debe ser tomada en cuenta, al momento de analizar individualmente la factibilidad de hacer asistir a un niño a clases presenciales, individualizando cada situación ya que nos encontramos actualmente en el momento más álgido de la pandemia en nuestro país”, sostiene.

Pido tomar conciencia, estamos perdiendo muchas vidas, tenemos pacientes muy jóvenes que están intubados, hay que cuidarse. Johana Benítez, directora H. Villa Elisa.

Está aumentando el número de casos en niños y lo llamativo es que el niño antes hacía enfermedades autolimitadas, ahora enfermando como un adulto. Dra. Sonia Arza, infectóloga pediátrica.


LAS CIFRAS

11.333 casos de Covid-19 se registraron en el grupo etario de 0 a 19 años, según el último corte de Salud, al 13 de febrero.

289 hospitalizados, de la franja etaria en cuestión, se reportaron hasta febrero pasado, según datos oficiales.

50 por ciento aumentaron, desde marzo, los ingresos de niños con Covid a Clínicas, en relación al 2020.

Positivos ascienden a 250.165
Paraguay ya pasó la barrera de los 250.000 casos confirmados de Covid-19. Además, el Ministerio de Salud Pública (MSP) informó ayer sobre la muerte de 62 personas por coronavirus.
De este modo, la cifra total de fallecidos por este virus asciende a 5.313, por ahora.
En el reporte de la víspera, se comunicó también que de 6.124 muestras procesadas, 1.801 resultaron positivas. De este modo, el total de casos confirmados ya trepó a 250.165 infectados de Covid en el país, en poco más de un año de pandemia. Están activos 38.969.
La cantidad de internados por esta enfermedad bajó ayer, por segundo día consecutivo: De 2.926, el número de hospitalizados fue a 2.904 pacientes; de los cuales 495 se encuentran en alguna Unidad de Terapia Intensiva (UTI). Por lo demás, se observa que la cantidad de personas que están en estado crítico por Covid también descendió con relación a los números de los dos días precedentes.
De acuerdo con los recuperados de la víspera, que fue de 1.901; la cifra de personas que vencieron al Covid, por ahora, subió a 205.883, en total.

Dejá tu comentario