País

Cordillera y Caazapá bajan puntaje pese a grandes proyectos educativos

Una computadora por niño y Leo, Pienso y Aprendo se aplican desde hace años en estas zonas del país, con millonarias inversiones. Al igual que en todas partes, rindieron peor que en el 2015.

Retroceso. Cordillera y Caazapá, dos departamentos del territorio nacional donde se aplican grandes inversiones en proyectos educativos también retrocedieron en sus resultados de castellano, guaraní y matemáticas del Sistema Nacional de Evaluación del Proceso Educativo (Snepe).

El caso Caazapá. Se universalizó desde hace años el programa Leo, Pienso y Aprendo (LPA) con recursos del MEC, de organizaciones civiles y hasta de la Unión Europea. Solo este año, el Gobierno anunció materiales por más de G. 3.200 millones para la compra de materiales en el marco de este proyecto.

Del tercero al noveno grado de la Escolar Básica, el rendimiento de los estudiantes en castellano se redujo entre 15 a 20 puntos los resultados del Snepe del 2018 con respecto a lo logrado en el 2015.

El viceministro de Educación Básica, Robert Cano, es el principal promotor del LPA en Caazapá, primero cuando era funcionario de la organización Juntos por la Educación y ahora desde su alto puesto en la cartera educativa.

Cano asegura siempre que la iniciativa que promueve la lectoescritura es exitosa.

En castellano, los alumnos del tercer grado lograron en Caazapá 536 puntos en el 2015, mientras que alcanzaron 516 en las pruebas del 2018.

Luego, en el sexto grado hicieron 503 puntos en el 2018, pero en el 2015 llegaron a un puntaje de 518.

Intentamos consultar al viceministro sobre las posibles causas de este retroceso en las pruebas del Snepe en Caazapá, pero no atendió nuestras llamadas a su teléfono celular.

Otro departamento donde se venía aplicando LPA y también obtuvo peores resultados es Guairá, donde también hay entre 15 y 20 puntos menos en las pruebas de castellano y guaraní en el 2018, con respecto al 2015.

En el sexto grado en guaraní el puntaje fue de 503 puntos en el 2018, cuando en el 2015 fue de 553.

En matemática las diferencias entre las evaluaciones de aprendizaje tomadas entre el 2015 y el 2018 son incluso más grandes con diferencias de más de 30 puntos en algunos grados o cursos.

Cordillera. Otro caso es el de Cordillera, donde en uno de sus distritos en Caacupé se aplica el programa Una Computadora por Niño desde el 2008 y ya se invirtieron más de USD 7 millones desde entonces.

En el tercer departamento los escolares del tercer grado lograron 485 puntos en las pruebas del 2018, dadas a conocer el miércoles pasado. En el 2015 el puntaje de los del tercero llegó a 492.

Los del tercero de la Media alcanzaron 494 puntos en matemáticas en el 2015, pero en el 2018, apenas 467.

En guaraní los estudiantes del noveno grado obtuvieron puntaje promedio de 484 en el 2018 cuando en el 2020 era de 518.

Lo más bajo se da en castellano en el tercero de la Educación Media, cuando en el 2015 llegaron a 496 puntos y en el 2018, apenas 468.

Las pruebas. Entre siete y ocho de cada 10 estudiantes que fueron evaluados en castellano, matemática y guaraní en el Snepe del 2018 no alcanzaron el puntaje mínimo esperado de 550.

A nivel general, los resultados fueron incluso peores que la prueba evaluativa anterior tomada en el 2015. Hasta ahora, el MEC informó que su principal herramienta para buscar mejor calidad educativa es el plan maestro, que aún no fue presentado para su financiamiento.

Embed

Dejá tu comentario