País

Con patoteada y maniobras buscan sanción ficta a aumento de salario

Ediles leales al intendente y a Nenecho no aparecen en sesiones. Este fin de mes asegurarían tres promulgaciones directas. Funcionarios piden reajuste y beneficios en medio de insultos e incidentes.

Insultos, estrategia de concejales oficialistas y hasta sangre por romper una puerta de vidrio se registraron ayer en el recinto de la Junta Municipal de Asunción. Funcionarios agrupados en diferentes sindicatos exigieron que se dé lugar a la sanción ficta para el reajuste salarial ante el mínimo vigente y los beneficios sociales establecidos en el contrato colectivo. Mientras los concejales presentes aguardaban el inicio de la sesión, varios dirigentes sindicales empezaron a vociferar contra ediles opositores.

La Intendencia anunció que ya se cumplió el plazo de 45 días para una promulgación automática; sin embargo, los ediles opositores indican que con la devolución del expediente al Ejecutivo municipal, sobre ampliación de presupuesto para salario, hubo una suspensión de los plazos.

De todos modos, en dos semanas ya se tendría asegurada la sanción ficta. Ya van dos sesiones en que los concejales colorados oficialistas no van para sesionar.

“Si no sigue habiendo cuórum y llegamos a fin de mes sí se cumplen los 45 días. Si se da esa situación se regulariza y el intendente ya no se expone (a denuncias). Para mí calcularon mal y se apresuraron a tomar la medida política. Deben esperar el pronunciamiento de comisión o que se cumpla el plazo”, señaló el presidente de la Junta, Humberto Blasco.

Sobre la cuestión de si hubo o no pausa en los plazos al devolver el mensaje a la Intendencia, señaló que solicitaría dictamen a expertos constitucionalistas.

“No hay aumento. Es apenas un reclamo justo para los funcionarios del sector operativo que estuvieron trabajando en las calles, barrenderos, recolectores, PMT. Mientras estos señores sesionaban virtualmente. Queremos debate público”, justificó la sindicalista Mirta Arias.

INCIDENTE. Tras levantarse la sesión extraordinaria de ayer, varios de los funcionarios fueron detrás de los concejales que se retiraban y uno de ellos ofuscado golpeó la puerta de blíndex que al romperse le generó una lesión.

CONVOCATORIA. Ayer se llamó a sesión extraordinaria a fin de dar entrada al mensaje de la Intendencia en el que se comunica el cumplimiento del plazo establecido en la Ordenanza 3966/10 de 45 días para la sanción ficta de los tres pedidos de ampliación presupuestaria.

En el mes de julio la Intendencia remitió tres pedidos de ampliación presupuestaria. Uno de ellos para el reajuste salarial por valor de G. 7.166.308.890; otro monto total de G. 4.500.000.000 que señalan es en el marco de la declaración de emergencia por Covid-19 y un tercer mensaje en el que solicita la reprogramación de ingresos, por un monto total de G. 170.026.819.688 y el pedido de ampliación de ingresos y gastos, por un monto total de G. 44.229.650.504.

Los pedidos de ampliación de presupuestos por parte del intendente César Ojeda (ANR), leal al candidato Óscar Nenecho Rodríguez, fueron cuestionados ante la cercana elección municipal.

Tanto el proyecto de reajuste salarial como la reprogramación fueron retirados en la sesión del 13 de agosto, cuando Blasco estuvo como intendente interino, ya que afirmó que no figuraba la lista de los beneficiarios. El último mensaje, sobre presupuesto en nombre de la pandemia, no fue devuelto porque los ediles opositores ya no contaban con cuórum.

El 1 de setiembre vuelven a ingresar los mensajes retirados. La postura de la Intendencia es que los plazos seguían corriendo; sin embargo, tampoco realizaron la promulgación.

En tanto que Blasco señala que hay un error en el cálculo, ya que cuando se devolvieron los dos mensajes hubo una suspensión de los plazos.

“El expediente principal obra en la Comisión de Hacienda y Presupuesto que debería emitir su dictamen a favor o en contra. Lo que queríamos tratar ahora era el mensaje de la Intendencia en torno a que se cumplieran los plazos para que la comisión también se expida si se cumplió o no ya que el expediente está allí”.

No hay aumento. Es un reclamo justo para los funcionarios del sector operativo que trabajan en las calles. Mirta Arias, sindicalista.

La Intendencia calculó mal el plazo para la sanción ficta y se apresuró para tomar la medida política. Humberto Blasco, presidente de la Junta.

Dejá tu comentario