Interior

Comunidades indígenas se suman a la reforestación en el Alto Paraná

Unos 5.000 arbolitos de especies nativas serán cultivados en Yguazú, en las comunidades de Remanso Toro y Puerto Juanita. Otros 1.000 en Carreria’i y Mariscal López, en el distrito de Itakyry.

Comunidades indígenas organizadas de Alto Paraná se suman a los trabajos de reforestación con especies nativas en sus respectivos asentamientos. En Yguazú, en Remanso Toro y Puerto Juanita se trazaron como objetivo el cultivo de unos 5.000 arbolitos, mientras que en Itakyry, en Carreria’i y Mariscal López, unos 1.000.

Para la tarea se cuenta con el apoyo de la Itaipú Binacional para la provisión de los plantines, a través del programa Guaraní Sustentable, que lleva adelante la Superintendencia de Gestión Ambiental de la Dirección de Coordinación.

En las comunidades indígenas Remanso Toro y Puerto Juanita ya se cultivaron 2.500 y otras 2.500 se realizarán en las próximas semanas, todas de especies nativas. Además, el programa proyecta llegar a otros sitios, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pueblos originarios.

Al respecto, representantes del programa Guaraní Sustentable se reunieron con el intendente Mauro Kawano, de la Municipalidad de Yguazú, que acompaña el proceso. Dijo que gracias a las donaciones el trabajo de arborización está en marcha. Recordó que tanto Remanso Toro como Puerto Juanita “también están siendo beneficiadas con una obra del Gobierno Nacional, consistente en la construcción de viviendas sociales, mediante el programa Fonavis”.

En Remanso Toro viven 54 familias y en Puerto Juanita, 21. El acompañamiento de los pobladores permite que el proyecto tenga el éxito deseado. Igual tarea, junto con otros proyectos sociales, se está coordinando en la comunidad indígena de Caranday, del mismo distrito. Otro frente de trabajo es la creación de barreras vivas para la protección del medioambiente. Con este tipo de iniciativa el programa Guaraní Sustentable busca mejorar la calidad de vida de los pueblos originarios y de proteger el medioambiente. La iniciativa se desarrolla con estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes ante la pandemia del coronavirus (Covid-19), explicaron. En el caso de la comunidad de Carreria’i, del distrito de Itakyry, recibió un total de 500 plantines de especies nativas para arborizar la zona. Esta comunidad alberga a unas 40 familias, en una extensión de aproximadamente 570 hectáreas. Cristino Rivarola, líder de la comunidad, dijo que están trabajando en el proyecto involucrando a todos los miembros.

La comunidad Mariscal López, del mismo distrito, también recibió 500 especies nativas para la plantación correspondiente. En esta colectividad habitan 120 familias, en 312 hectáreas. Aquí el trabajo es coordinado por Teodoro Ramírez, que es el líder de la comunidad. Miguel Cardozo, quien coordina el programa Guaraní Sustentable por la Itaipú, explicó que los trabajos siguen conforme el cronograma. “Se están plantando unas 1.000 especies nativas en ambas comunidades que en estos momentos están siendo beneficiadas con la construcción de viviendas sociales del Ministerio de la Vivienda”, agregó. Durante estas jornadas de aporte social, también se entregaron plantas medicinales provenientes del huerto medicinal de Itaipú, con sede en el Centro Ambiental.

Dejá tu comentario