21 feb. 2024

Cómo vencer la ludopatía

Las adicciones a los juegos de azar, también conocidas como ludopatía, son trastornos sicológicos que se caracterizan por la necesidad compulsiva de participar en juegos de azar, ya sean casinos, máquinas tragamonedas, loterías, apuestas deportivas, entre otros.

Las implicaciones sicológicas de estas adicciones son diversas y pueden afectar a diferentes niveles:

1. Dependencia emocional: Las personas adictas a los juegos de azar experimentan una dependencia emocional hacia el juego, lo cual significa que su estado de ánimo y autoestima dependen de los resultados de las apuestas. Si ganan, se sienten eufóricos y con una sensación de poder y control; si pierden, pueden experimentar tristeza, ansiedad, frustración e incluso depresión.

2. Obsesión y compulsión: Los ludópatas suelen tener pensamientos obsesivos relacionados con el juego, como la necesidad constante de apostar, planificar estrategias de juego o recuperar las pérdidas.

3. Deterioro de las relaciones interpersonales: La adicción al juego puede generar conflictos en las relaciones familiares, de pareja y amistades. La persona adicta puede descuidar sus responsabilidades y compromisos, así como mentir o robar para obtener dinero para jugar.

4. Problemas financieros: La ludopatía puede tener graves consecuencias económicas, ya que las personas adictas suelen gastar grandes cantidades de dinero en el juego, incluso llegando a endeudarse o perder todos sus bienes.

5. Trastornos de salud mental: Las adicciones a los juegos de azar están asociadas a un mayor riesgo de desarrollar otros trastornos de salud mental, como la depresión, la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático y los trastornos de control de impulsos. Además, la ludopatía puede aumentar el riesgo de suicidio, especialmente en casos de pérdidas significativas.

Si crees que tú o alguien que conoces tiene una adicción a los juegos de azar, es importante buscar ayuda y tomar medidas para superar la ludopatía. Aquí tienes algunas recomendaciones:

1. Reconoce el problema: Admitir que tienes un problema con el juego es el primer paso para buscar ayuda. Acepta que la adicción te está afectando negativamente.

2. Busca apoyo profesional: Consulta a un sicólogo o terapeuta especializado en adicciones. Ellos podrán brindarte el apoyo y las herramientas necesarias para superar la ludopatía.

3. Únete a un grupo de apoyo: Participar en grupos de apoyo como Jugadores Anónimos puede ser muy beneficioso. Allí encontrarás a otras personas que están pasando por situaciones similares y podrás compartir experiencias, recibir apoyo y aprender de los demás.

4. Establece límites y restricciones: Limita tu acceso al juego estableciendo restricciones físicas y tecnológicas. Por ejemplo, puedes autoexcluirte de los casinos o bloquear el acceso a sitios web de apuestas en tu dispositivo electrónico.

5. Busca actividades alternativas: Encuentra otras actividades que te brinden placer y te mantengan ocupado/a. Puedes probar nuevos hobbies, hacer ejercicio, socializar con amigos o dedicarte a proyectos personales.

6. Maneja el estrés y las emociones: Aprende técnicas de manejo del estrés y busca formas saludables de lidiar con tus emociones. La terapia cognitivo-conductual puede ser útil para identificar y cambiar los patrones de pensamiento negativos y las conductas autodestructivas.

7. Cuida tu salud mental y física: Mantén una buena salud mental y física a través de una alimentación equilibrada, ejercicio regular y descanso adecuado. Esto te ayudará a tener más energía y a afrontar de manera más efectiva los desafíos relacionados con la adicción.

Recuerda que superar una adicción no es fácil y puede llevar tiempo. No dudes en buscar apoyo.

(*) Magíster en Sicología Clínica y Especialista en

Sicología Jurídica y Forense - CENPCI.org

Más contenido de esta sección
Para quienes no lo sepan, la frase “Persona en situación de Paraguay” salió de la famosa serie Nada, protagonizada por la celebrada compatriota Majo Cabrera, en la cual también aparece Robert De Niro.
Este no es el gobierno de Santiago Peña, sino el segundo periodo de gobierno de Horacio Cartes, con características similares a los inicios de la dictadura de Alfredo Stroessner. Ojo, cuando desde la oposición se advierte que tras Kattya González “van por más”.