País

Como hace medio siglo, rige desde esta medianoche horario de verano

A partir de mañana entra en vigor el horario de verano, por lo que las agujas del reloj deberán adelantarse una hora desde esta medianoche.

Esta medida cumplió 50 años de vigencia, luego de que el 27 de setiembre de 1972 el gobierno del dictador Alfredo Stroessner dispuso que el 1 de octubre de cada año se cambie la hora, para “aprovechar” la luz solar y ahorrar así energía eléctrica en temporada estival. En la actualidad, el horario se ajusta cada primer domingo de octubre.

El ingeniero Pedro Ferreira, ex presidente de la ANDE, sostiene que el argumento del “ahorro energético” ya está desfasado con respecto a la época en que se empezó a implementar el horario de verano. Y explica que en los años 70, cuando no existía el consumo masivo de aire acondicionado, el pico tenía lugar a la tardecita cuando la gente retornaba de sus labores.

“Podés optar por el cambio de horario, el de invierno o el de verano, en cualquiera de los casos el pico máximo va a ser a la siesta –más o menos a las 15:00– en los días de verano”, explica al señalar que esa expectativa de ahorro que tenía la ANDE era cuando no había aire acondicionado en forma masiva en el país.

“Hoy el pico del año se mudó a la siesta; antes era a la tardecita que es cuando la gente prende la luz, junto al alumbrado público, aparte si se quiere duchar usa el calefón, etc.”, completa.

Calcula que a finales de los 90 e inicio del siglo XXI, la tardecita “ya dejó de ser el pico del año”. Por lo que el cambio de horario, “con el argumento del ahorro energético, ya no tiene sentido”, suscribe.

Horario fijo. Luego de medio siglo de tener dos horarios estacionales en Paraguay, ahora, en el Congreso se debate mantener el horario de verano durante todo el año.

A criterio de Ferreira, “ahora no es el momento de debatir establecer un horario fijo para todo el año”, sea el de verano o el de invierno. “Tiene que ser en junio o julio, pensando en las personas que tienen que ir a sus trabajos temprano y en los niños que entran en su escuela temprano”, refiere.

Lo otro sería adaptar las actividades al horario estacional. “Esa es otra posibilidad, que los horarios de entrada a la escuela o al trabajo sean estacionales; si en verano es a las 07:00, que en invierno se extienda a las 08:00”, apunta.

Es partidario –dice– de que se haga primero un estudio general, para el efecto, y que sea puesto a consideración de la ciudadanía a través de un proceso de consulta popular.

“Si vamos a optar por un horario plano, hay que hacer una encuesta muy importante con la población en junio o julio, el momento en que la gente de a pie sale temprano de sus casas y sin suficiente luz solar”, postula.

El horario invernal, antes del referido cambio en 1972, era el oficial en Paraguay.

“Si queremos regresar a lo anterior tendríamos que regresar al horario de invierno; pero mover una hora es sacrificar a las personas que se despiertan temprano y beneficiar a las personas que desean hacer una actividad después de la oficina o que requieren seguridad para llegar a sus casas”, concluye.

Dejá tu comentario