28 feb. 2024

Combatir los tentáculos del crimen organizado en Paraguay

Los impactantes resultados de la operación Dakovo lograron exponer en forma explícita los alcances del crimen organizado en cuanto al tráfico de armas. En nuestro país, logró la detención de más de una decena de personas involucradas en un esquema de tráfico internacional de armas y una nota gravísima, entre los detenidos están un militar de alto rango así como ex funcionarios de la Dimabel. Es muy preocupante la manera en que la mafia y el crimen organizado están socavando nuestra soberanía y nuestra democracia.

Una gran operación internacional emprendida en forma conjunta entre el Brasil, los Estados Unidos y Paraguay para desmantelar la mafia del tráfico de armas en la región tuvo resultados contundentes en nuestro país.

En ese marco, la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) realizó allanamientos en Central y Alto Paraná; al mismo tiempo, la Policía Federal de Brasil ejecutó procedimientos en seis Estados, y en los Estados Unidos se realizó una intervención en el estado de Kansas.

En la mira de la operación denominada Dakovo se encuentra la empresa Internacional Auto Supply (IAS). La sede está ubicada en nuestra capital, su presidente es un ciudadano de nacionalidad argentina, Diego Dirisio, junto a su pareja Julieta Nardi, de hecho que la vivienda de la pareja fue una de las allanadas. En el lugar se había encontrado un verdadero arsenal de guerra; el supuesto responsable de las operaciones para el tráfico internacional de armas europeas, que terminan en manos de facciones criminales del Brasil tiene por parte del Brasil orden captura y extradición.

Dirisio está procesado en Brasil por unos 30 hechos por tráfico internacional de armas, organización criminal y lavado de dinero. Para los investigadores, Dirisio era el “comandante” que coordinaba todas las operaciones y realizaba las negociaciones directas de compra y reventa de armas, con el conocimiento de que iban a ser destinadas al crimen organizado.

Una parte importante de las armas de fuego que Paraguay importaba desde Europa tenían como destino final facciones criminales del Brasil, las cifras que se manejan son abrumadoras, la red que blanqueaba las armas movió casi USD 240 millones en los últimos tres años, según la Policía Federal del Brasil.

Una de las más graves revelaciones del hecho y que afecta a nuestra institucionalidad es que se ha descubierto la implicación de empresarios, militares, funcionarios públicos y facciones criminales, como se dice comúnmente, todos juntos y revueltos.

Los procedimientos dieron como resultado la detención de más de una decena de personas, entre ellas un general y un ex funcionario de la Dirección de Material Bélico (Dimabel), se trata del general del Aire Arturo Javier González, quien era presidente de la Suprema Corte de la Justicia Militar y llegó a ser comandante de la Fuerza Aérea, en su poder encontraron cerca de G. 1.000 millones. Otro militar de alto rango detenido es el coronel Santiago Bienvenido Fretes, ex director del Registro Nacional de Armas de la Dirección de Material Bélico.

El caso adquiere relevancia considerando el trabajo de investigación realizado por Última Hora y Telefuturo, el cual dejó en descubierto la manera que opera el mercado negro de las armas en nuestro país. De acuerdo con los datos de la investigación, 17.369 armas ingresadas y registradas en el Paraguay desaparecieron del radar de la Dirección de Material Bélico por lo se presume que estarían al servicio de las organizaciones criminales de la región, particularmente, las del Brasil. La cifra de armas “desaparecidas” representa al 41% de las armas importadas legalmente en los últimos cuatro años.

Para nuestro infortunio, el Paraguay resulta atractivo para el tráfico de armas para la distribución de cocaína andina, somos el primer productor de marihuana en Sudamérica y resulta fácil traficar a través de la hidrovía Paraguay-Paraná, y desde hace más de una década tenemos una fuerte y significativa presencia del Primer Comando Capital, sin mencionar que a través de nuestras fronteras pasan tabaco y todo tipo de productos falsificados. Todo lo cual es un gran desafío y un peligro para nuestro sistema democrático y nuestra soberanía.

Más contenido de esta sección
Hace unos días, fue intervenida una estancia en Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, y en el lugar fueron detenidas diez personas de cuyo poder incautaron fusiles AR47 y una avioneta Cessna, además descubrieron una pista clandestina que habría pertenecido a la estructura liderada por el supuesto narcotraficante uruguayo Sebastián Marset y al presunto líder de tráfico de drogas, Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico. Resulta insostenible la falta de control del espacio aéreo nacional, ante la impasividad o complicidad de las autoridades.
Aproximadamente, unos 1.300.000 niños y adolescentes paraguayos retornaron a clases en los establecimientos educativos públicos hace unos días, y el escenario que hallaron muchos de ellos ha sido el de una infraestructura deficiente y precariedades. A pesar de que la Constitución Nacional consagra el derecho a la educación, frente a la realidad a la que asistimos, parecen apenas palabras vacías de significado debido a la ceguera de nuestros líderes políticos para anteponer los intereses de la mayoría y apostar por el presente y el futuro del país.
El acceso de los niños a alimentos adecuados y saludables es esencial para garantizar su bienestar físico, intelectual y social. Los programas de alimentación escolar han formado parte de la política educativa desde hace más de un siglo y permanecen en la actualidad, independientemente del nivel de desarrollo de los países y de los ingresos de los hogares. Pero en todos los países el programa se ha planteado de manera integral y tiene alto consenso social. Paraguay no puede ser una excepción. Los cambios planteados solo generaron conflictividad, a la vez de que no garantizarán mejoras sustanciales.
Los agricultores familiares producen la mayor parte de los alimentos frescos y sanos, diversificados y culturalmente apropiados. Generan oportunidades de empleo agrícola y no agrícola, y ayudan a las economías rurales a crecer. La agricultura familiar preserva y restaura la biodiversidad y los ecosistemas, y utiliza métodos de producción que pueden ayudar a reducir o evitar los riesgos del cambio climático. La agricultura familiar es fundamental para mantener la capacidad adquisitiva de los ingresos de todas las familias y para reducir la pobreza en el sector rural. Dejarla en el abandono es poner un obstáculo al crecimiento sostenible, al bienestar de los hogares y al desarrollo del país.
La violencia contra las mujeres es una preocupante realidad en el Paraguay. En este Día de la Mujer Paraguaya debemos recordar los datos de las instituciones que señalan que, pese a las leyes, los casos de violencia en el hogar y los casos de feminicidio no disminuyen. Estamos lejos de ser una sociedad que respeta y valora las capacidades de las mujeres; prueba de ello es el aumento en el último año de la violencia política. Este es un indicador del largo camino que nos falta andar para ser una sociedad verdaderamente democrática.
Las reguladas del servicio del transporte público forman parte ya de la realidad cotidiana para los pobladores de la capital, su área metropolitana y el Departamento Central. El mal servicio, no obstante, afecta a todas las ciudades y localidades del Paraguay. Este, además de la salud pública, es el servicio más ineficiente que debe padecer la ciudadanía. Las humillaciones que a diario soportan los usuarios son inaceptables. Un transporte público seguro y cómodo es un derecho que tienen los paraguayos y significa calidad de vida.