Editorial

Ciudadanía logró que fondos de binacionales vayan a Salud

Finalmente, gracias al cambio de postura de cinco legisladores cartistas ante la fuerte presión ciudadana, la Cámara de Diputados aprobó el miércoles el proyecto de ley que destina los fondos sociales de las binacionales Itaipú y Yacyretá a Salud Pública, mientras dure la emergencia sanitaria por el Covid-19, arrebatando de ese modo un tradicional botín del partido oficialista para las campañas electorales. Ahora, la normativa fue remitida al Poder Ejecutivo, donde se aguarda una decisión del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, de manera que la iniciativa quede promulgada y entre en vigencia lo antes posible, considerando el actual contexto sanitario. Es de esperar que el jefe de Estado también responda positivamente a las mejores expectativas populares.

Contra todos los pronósticos, una mayoría de la Cámara de Diputados aprobó en la sesión del miércoles el proyecto de ley presentado por el senador Blas Llano, que ya había obtenido una media sanción en la Cámara Alta, que busca destinar alrededor de USD 150 millones de los fondos socioambientales de las entidades binacionales Itaipú y Yacyretá para financiar al sistema de Salud y permitir la compra a gran escala de insumos y medicamentos para los pacientes de Covid-19.

Como se recordará, en una sesión de la semana anterior los diputados colorados habían rechazado por mayoría un proyecto similar, alegando que sería inconstitucional disponer de los fondos de las binacionales, porque ello no se puede hacer a través de una ley interna de los países partes de los tratados, lo cual, según expertos jurídicos, resulta falso.

La fuerte crítica expresada por la ciudadanía, a través de la prensa y de las redes sociales, llevó a un intenso debate político, cuestionando duramente a los legisladores oficialistas, por considerar que les importaba muy poco la salud del pueblo, incluyendo a miles de sus propios correligionarios, a fin de preservar su botín para las campañas electorales.

Un evidente quiebre en las posturas de miembros del movimiento Honor Colorado, liderados por el ex presidente Horacio Cartes, posibilitó que se dé sanción a la versión del Senado, con 41 votos contra 38, más una abstención, y se remita el proyecto al Poder Ejecutivo. Mientras las bancadas de la oposición, PLRA, PPQ, PEN, Hagamos y sectores independientes votaron unidas, se sumaron los cartistas Néstor Ferrer, Roque Sarubbi, Fernando Ortellado y Tadeo Rojas, además de la abstención de Miguel Del Puerto.

El proyecto de ley tiene una especial importancia, debido a que el Paraguay enfrenta el peor momento de la pandemia del Covid-19, con hospitales que se encuentran desbordados por los casos positivos, con una sensible falta de medicamentos esenciales para tratar a los pacientes y el aumento de fallecimientos por la enfermedad, que ya se aproxima a los 100 muertos por día.

Además, la sanción del proyecto por parte del Congreso representa un logro muy importante, ya que los gastos sociales de las binacionales, que representan cerca de USD 150 millones al año, históricamente fueron usados de manera discrecional, principalmente para financiar las campañas electorales del partido oficialista, sin rendir cuentas de manera transparente.

Esta sería la primera vez que esa cuantiosa suma de dinero se destinará directamente a la gente necesitada por la crítica situación de la pandemia, y que además se deberá informar en qué se usa cada monto.

Ahora, la normativa fue remitida al Poder Ejecutivo, donde se aguarda una decisión del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, de manera que la iniciativa quede promulgada y entre en vigencia lo antes posible, considerando el actual contexto sanitario.

Es de esperar que el jefe de Estado también responda positivamente a las mejores expectativas populares.

Dejá tu comentario