Mundo

China no cederá su presión sobre Taiwán pese a reelección

 

La campaña de China para aislar a Taiwán fue en vano, lo cual se evidencia en la abrumadora reelección en el cargo de la presidenta Tsai Ing-wen, una “resistente” a los designios de Pekín, que no está sin embargo dispuesto a dejar de hostigar a esta isla que considera como una provincia propia.

La reelección del sábado último de Tsai, con un récord de 8,2 millones de votos y el 57% de los sufragios, supone un revés para el presidente chino, Xi Jinping, que apoyó a otro candidato, más afín a los intereses chinos.

Este apoyo supuso en realidad un cambio para los votantes del Partido Democrático Progresista (PDP) de Tsai, que apuesta a la independencia de la isla de 23 millones de habitantes.

Este resultado electoral mantiene a Taiwán en una senda de colisión con el gigante chino, que considera a la isla como una de sus provincias y juró que volvería a controlar un día este territorio –separado políticamente de China hace 70 años–, incluso por la fuerza si fuera necesario.

“Pekín seguirá presionando en el segundo mandato de Tsai, atrayendo a sus aliados, reduciendo su espacio internacional y, quizá, incrementando maniobras militares”, afirma Jonathan Sullivan, experto sobre Taiwán de la Universidad británica de Nottingham. “La victoria de Tsai significa que Pekín no solo mantendrá su política, sino que subirá su presión” sobre Taiwán, coincide Clayton Dube, de la Universidad de Southern California. Tsai fue reelecta como la garante de valores democráticos frente al autoritarismo del poder comunista en Pekín. AFP

Dejá tu comentario