28 feb. 2024

Centro asunceno: Medidas parches no lograrán revitalizarlo

0a1fe1b1-6725-4581-a7c8-38d78d519600.jpg

En la década de los 60, en Asunción, era una costumbre salir a palmear, los días sábados en familia en la histórica calle Palma, situada en el microcentro de la ciudad.

Hasta el año 1990 aproximadamente, los visitantes disfrutaban de una colorida y concurrida calle Palma, con una gran cantidad de locales gastronómicos y todo tipo de actividades culturales. Sin olvidar los grandes conciertos con orquesta realizados por el Día de la Primavera.

5310413-Libre-1298550706_embed

En las fotografías de la Asunción de antaño y de la actualidad se reflejan el olvido y lo despoblado que se encuentra el Centro Histórico. Durante los días de la semana la calle Palma es una calle transitada, pero en horas de la noche, la inseguridad se apodera del Centro Histórico con los adictos de la zona, los cuidacoches, sumados a la falta de efectivos policiales y las calles llenas de baches y basura.

El historiador Fabián Chamorro acotó que en los últimos 40 años la cantidad de personas que residían en el microcentro se redujo considerablemente.

“En el año 1982 un censo realizado registró que el microcentro de Asunción tenía 50.000 habitantes. Es decir, el 10% de la población vivía en el corazón, en el Centro Histórico. Actualmente, luego de 40 años, la población de Asunción aumentó en 11.000 habitantes nada más, y ahora habitan solo 3.000 personas en el centro”, afirmó.

5310414-Libre-704745169_embed

Proyectos. Chamorro indicó que una de las posibles soluciones para revitalizar el Centro Histórico es que se realice un plan de vivienda a personas sin hogar, en aquellas casonas patrimoniales que están totalmente abandonadas.

“Esto no pasa con ver soluciones para los edificios, sino también por ver una solución de vivienda en el centro para que se vuelva a habitar”, añadió.

Mencionó que no basta que el Municipio dé incentivos a los frentistas para se paguen menos impuestos para mantener sus casas en el centro, sino que se deben implementar soluciones de vivienda para que el microcentro vuelva a ser poblado con familias.

5310415-Libre-1757949222_embed

“La gente se mudó del centro porque era caro y no encontraban alternativas de viviendas a buen precio, sumado a la inseguridad y por estos motivos se generó el crecimiento del Departamento Central”, enfatizó.

El historiador refirió que el Municipio debe trabajar en conjunto con el Estado, debe invertir en la revitalización del Centro Histórico y no solo con medidas parches.

“El Centro Histórico se va a salvar entre propietarios de los inmuebles, la Municipalidad de Asunción y el Gobierno Nacional, porque se necesita presupuesto para integrarlo con la Costanera, por ejemplo, las áreas verdes que existen todavía, el Parque Caballero y el Banco San Miguel”, detalló. El historiador agregó que se requiere un proyecto y una gran inversión en el microcentro capitalino que se encuentra olvidado.

5310416-Libre-1120846351_embed

“Se necesita de una inversión importante que lastimosamente, no sé si están dadas las condiciones presupuestarias actualmente para este tipo de derogaciones, que se pueden hacer desde la Municipalidad de Asunción. Está todo muy abandonado y la parte comercial ya se mudó a zonas de los shoppings y eso es innegable”, expresó.

Chamorro agregó que se debe tomar como ejemplo el crecimiento de otras grandes ciudades como Lima, Buenos Aires o Santa Cruz de la Sierra y que Asunción puede combinar la parte histórica con una arquitectura moderna.

5310417-Libre-1275369156_embed

“En el Centro Histórico se pueden hacer muchas cosas como se hizo en ciudades como Lima o Santa Cruz de la Sierra, en donde se dejó una parte histórica, donde hoy en día hay bares y se encuentran más lugares para el esparcimiento que negocios en general, como lugares de ventas de ropas, que definitivamente ya se mudaron de lugar”, puntualizó.

En tanto Fernando Duarte Callizo, director ejecutivo de Revitalización del Centro Histórico de Asunción de la Comuna, sostuvo que el Municipio planea peatonalizar la calle Palma y la construcción de bicisendas en la arteria.

5310418-Libre-1622294609_embed

Esto no pasa con ver soluciones para los edificios, sino también por ver una solución de vivienda en el centro para que se vuelva a repoblar con familias.

El Centro Histórico se va a salvar entre propietarios de los inmuebles, la Municipalidad de Asunción y el Gobierno Nacional, porque se necesita presupuesto para integrarlo. Fabián Chamorro, historiador.

LAS CIFRAS

  • 50.000 habitantes residían en el centro en el año 1982, según las estadísticas del censo nacional de la época.
  • 3.000 habitantes residen actualmente en el microcentro asunceno.
  • 40 años después, el censo nacional indica que el microcentro se despobló considerablemente.
Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.