Arte y Espectáculos

Cambios físicos radicales que impactan en la pantalla grande

 

Los fanáticos del mundo del cine han sido testigos a lo largo de los años de impresionantes actuaciones, algunas de ellas marcadas por el notable aumento o pérdida de peso de sus actores. Transformaciones que en varios casos han sido premiadas con galardones

Unos de los casos más extremos recae –cuando no– sobre el actor británico Christian Bale, quien –para su papel de Trevor Reznik en el thriller El maquinista (2004)– tuvo que perder 25 kilogramos en cuatro meses transformando su dieta en escasas calorías para deshacerse del peso que había tenido que ganar en American Psycho (2000). Con un aspecto demacrado, Bale interpretó al trabajador de una fábrica plagado de problemas sicológicos.

Pocos profesionales de la actuación pueden presumir de la capacidad para transformar su cuerpo como él: en su carrera ha engordado para American Hustle, ganado músculo para la trilogía de Dark Knight y volver a perder 30 kilos para Le Mans 66.

La actriz Charlize Theron, por su parte, debió engordar cerca de 22 kilos para su papel en Tully (2003) e interpretar a una madre de tres hijos.

“Gané y fue brutal perderlos después. En retrospectiva, el filme trata sobre cómo se ve la maternidad en la actualidad y pienso que es una locura que, viviendo en una época en la que compartimos todo a través de las redes sociales, todavía exista un estigma alrededor del tema y no hablemos sobre lo que atraviesan los padres. Yo hice esto para la película, sí, pero las mamás lo hacen todo el tiempo”, comentó en varias entrevistas.

PRÓXIMO ESTRENO. Brendan Fraser acaba de mostrar un impactante cambio físico relacionado con su próxima película, The Wale o La ballena, una historia dramática dirigida por Darren Aronofsky y que se estrenará en setiembre de este año.

El actor encarna a Charlie, un profesor de inglés de 273 kilos, que sufre de obesidad mórbida. Durante la cinta, Charlie intentará entablar una relación con su hija adolescente, encarnada por Sadie Sink. Fraser es conocido por sus papeles en La momia, Al diablo con el diablo, George de la selva, El viaje al centro de la Tierra, entre otros filmes. Después de ausentarse por algunos años de Hollywood, vuelve con este drama.

Otro caso es el del actor australiano Chris Hemsworth, quien para su papel en Thor consiguió ganar una increíble masa muscular. Tuvo que hacer una dieta hiperproteica y someterse a unos durísimos entrenamientos físicos para poder aumentar sus músculos. El actor consiguió ganar 10 kilos de masa muscular en tiempo récord.

Antes de este desafío en Thor, el actor nunca fue al gimnasio, aunque si practicaba surf y boxeo, deportes que ponen en acción todos los músculos. Por ello, su entrenador creó sesiones que se enfocaban en hombros, cuello, brazos y piernas.

Otra actriz que logró un cambio significativo en su cuerpo es Natalie Portman para su papel en Thor: Love and Thunder. “Fue realmente divertido. Trabajé con una entrenadora durante cuatro meses antes de filmar y luego, durante todo el rodaje. Hicimos mucho entrenamiento con pesas y batidos de proteínas, entrenamiento con pesas que nunca había hecho. Por supuesto, nunca he tenido como objetivo ser voluminosa. Fue muy físico, por lo que fue mucho trabajo tanto de agilidad como de fuerza”, comentó Portman.


Christian Bale, Charlize Theron y Chris Hemsworth son algunos actores que han experimentado cambios físicos drásticos para dar vida a sus personajes en el cine.

A saber
Actor: Christian Bale.
Cambio: Tuvo que perder 25 kilos.
Actriz: Charlize Theron.
Cambio: Debió engordar cerca de 22 kilos.
Actor: Brendan Fraser.
Cambio: En el filme se transforma en una persona que tiene obesidad mórbida (300 kilos).
Actor: Chris Hemsworth.
Cambio: Ganó 10 kilos de masa muscular para el nuevo filme Thor.

Dejá tu comentario