País

Califican de "fracaso" al censo, que solo llegó a 80% de la población

Se invirtieron cerca de USD 20 millones, pero la baja cobertura hizo que se desconozcan los datos del 20% de la población. Dgeec plantea pedir a binacionales fondos para alcanzar estándares mínimos.

¿Cuántos somos en Paraguay? ¿Dónde vivimos? ¿Cómo vivimos? ¿Qué necesitamos? Estas son cuatro de las muchas preguntas que no encuentran respuestas. El motivo: el Censo Nacional de Población y Vivienda 2012 solo tuvo una cobertura de 80%, según los datos proveídos por la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (Dgeec). Así, con la falta del 20% de los datos, este censo no sirve.

Para lograr una cobertura razonable, una salida encontrada por el director de la Dgeec, Fabián Martí, consiste en terminar de censar las zonas identificadas por las que no pasaron los encuestadores. Pero para esto hace falta dinero. Dinero que el Ministerio de Hacienda no está en condiciones de ofrecer.

Por eso, la solución encontrada por la directiva de Estadísticas y Censos es pedir a las Binacionales Itaipú y Yacyretá un millón quinientos mil dólares para seguir censando en las zonas que faltan, a fin de poder alcanzar los estándares mínimos de cobertura censal en Latinoamérica del 95%.

Hasta ahora en este Censo calificado por el mismo director de la Dgeec como "un fracaso", se invirtieron cerca de USD 20 millones, "si no es más", según Martí. Un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un monto de USD 12.500.000 más la contrapartida provista por el Gobierno posibilitaron su ejecución.

Al dar el crédito al país para la ejecución censal, el BID comprometió al Paraguay a alcanzar por lo menos un 96.5%, sin embargo, se estima que solo alcanzó una cobertura de 80%, o sea aproximadamente a unos 5.000.000 de habitantes, si bien se pretendía llegar, según la proyección, a 6.300.000 pobladores.

MOTIVOS. A la hora de evaluar cuáles fueron los tropiezos de este último censo basta con recordar su inicio: solo la mitad (3.000) de los censistas requeridos (6.000) se presentó a trabajar, ya en el primer día de labor. Con el tiempo se sumaron otros factores decisivos como el retraso en los desembolsos por parte del Ministerio de Hacienda para el pago a los censistas.

Este tardío pago motivó a varios encuestadores a retirarse del trabajo antes de tiempo, otros como medida de protesta se quedaron con los aparatos tecnológicos (PDA) proveídos por Brasil para ejecutar la muestra de forma digital. Tanto que hasta hoy entre 60 y 80 aparatos siguen en poder de los censistas.

DISPAROS. En su defensa, la exdirectora de la Dgeec, Zulma Sosa, en una entrevista con radio 650 AM, dijo ayer que ya cuando dejó el cargo la cobertura de campo fue del 85% y que el gobierno de Franco le dio poca importancia al Censo, por estar preocupado en otras cuestiones.

Martí indicó que tras asumir funciones en enero pasado en reemplazo de la licenciada Sosa, fueron recuperados 1.500 aparatos hasta mayo pasado, y que las 60 a 80 máquinas que faltan recuperar ya no suman a la hora de recolectar datos globales. "Es mínima la incidencia. Acá no hubo claridad en las decisiones y en la cobertura", destacó Martí.

Lo cierto es que el Censo que debía culminar en diciembre pasado, sigue a la deriva y esta historia no acaba.

SE PRESENTARÁ EL CENSO INDÍGENA



Del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012 se disponen en un 100% los datos recolectados en el marco del III Censo Indígena. Según las previsiones de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (Dgeec), encargada de llevar adelante el levantamiento de datos poblacionales, los datos preliminares de la muestra en comunidades indígenas serán dadas a conocer a finales del mes de junio en el local del Cabildo de Asunción. "Estamos en etapa de análisis y de publicación de los datos preliminares", acotó Fabián Martí, el director de la Dgeec. El Censo indígena tuvo la peculiaridad de que el 100% de los censistas fueron nativos de las comunidades. Los materiales se hicieron en 12 lenguas indígenas y fueron empadronadas 630 comunidades indígenas.

Dejá tu comentario