Economía

BCP multó con G. 10.665 millones al BNF por “falta administrativa”

 

A través de un comunicado oficial dado a conocer ayer, el Banco Nacional de Fomento (BNF) confirmó que el pasado 14 de junio fue notificado acerca de la finalización del proceso de sumario abierto por el Banco Central del Paraguay (BCP), presuntamente relacionado con las operaciones del cambista Darío Messer en la entidad financiera estatal.

Conforme a los datos, el directorio del BCP, por medio de la Resolución 34, acta 28, de fecha 3 de junio de 2021, resolvió calificar la conducta desplegada por el Fomento como una “falta administrativa” en contravención a las disposiciones de la Ley 1015/97 (contra el lavado de activos) y de la Resolución 349/13 de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad).

Asimismo, Manuel Ochipintti Dalla Fontana, presidente del BNF, confirmó que el BCP impuso una multa superior a los G. 10.000 millones (alrededor de USD 1,5 millones), que equivale a un 10% de las operaciones en infracción. De esta manera, se estima que los movimientos irregulares en el banco estatal ascendieron a G. 100.000 millones (USD 15 millones).

proceso. El BNF aseguró que la resolución del BCP no se encuentra firme y será apelada. “El banco posee la plena convicción de que los mecanismos de prevención de lavado de dinero que aplica se ajustan a los estándares establecidos en las recomendaciones internacionales y a las disposiciones reglamentarias, lo cual será expuesto en las instancias administrativas y jurisdiccionales competentes”, señaló.

El sumario al BNF se dio a conocer en febrero pasado y la información al respecto está protegida por el secreto bancario. Si embargo, según datos que trascendieron sobre lo ocurrido, la Superintendencia de Bancos (SIB) de la banca matriz reportó diferentes inconsistencias que guardan relación con las cuentas vinculadas a Messer, hermano del alma del ex presidente Horacio Cartes y quien fue cliente del BNF entre 2011 y 2018. Entre otros aspectos, se señala que las cuentas de sus empresas Matrix Realty SA y Chai SA dentro del banco fueron habilitadas y utilizadas para realizar operaciones, pese a que la banca estatal no contaba con toda la documentación necesaria para el efecto como, por ejemplo, las declaraciones juradas sobre el origen de los fondos. Asimismo, las cuentas a nombre de Messer se hallaban en una situación similar, ya que no se tenía información completa sobre él. El cambista, quien por mucho tiempo estuvo prófugo de la Justicia y era buscado por el sonado caso Lava Jato, fue condenado a 13 años de cárcel en Brasil por lavado de dinero.

La SIB también encontró aparentes falencias en el manejo del BNF con otros clientes. Las autoridades del Central se llamaron a silencio sobre el fin del sumario.

Dejá tu comentario