Sociales

Asistente de compras, un trabajo de pandemia

 

Al ingresar a la cuenta de Instagram de Yo te compro, se encuentran los supermercados y tiendas de Asunción que serán visitados en la semana; una alerta que los usuarios siguen para enviar sus pedidos de compras, sumando una experiencia nueva al momento de adquirir productos para el hogar y para pequeños negocios.

El emprendimiento, que alcanzó popularidad en tiempos de pandemia, es, sin embargo, una idea nacida en tiempos de pre-Covid19, según explica su promotora Mara Cubilla.

Antes de la cuarentena y las medidas sanitarias, la estudiante de agronomía Mara Cubilla, quien organizaba ferias de garaje, ya vio la necesidad de un medio para realizar compras seguras de productos de las tiendas de la capital para las personas del interior del país. La joven recuerda que le llamó la atención que las personas de allá (San Ignacio, Misiones) necesitaban productos de Asunción, pero no podían venir a comprar, a veces por el tema del tiempo, y otras por el costo que implicaba venir a llevar un producto básico; un gasto, en pasaje o combustible, que no se justificaba, explica Mara. Con la idea ya fuertemente instalada en su cabeza, no confiaba del todo en la viabilidad del proyecto. Por eso, no fue hasta la implementación de la cuarentena inteligente, con sus ferias todavía paradas, que se animó a impulsar Yo te compro. ”Ya tenía la página de redes sociales antes, pero no me animaba”, refiere

ÉXITO INESPERADO. Sorteando el miedo a no saber cómo sería recibido el proyecto, Mara dio a conocer su propuesta en las redes sociales, ya con la incorporación de Micaela Arce, estudiante de odontología con quien realiza las compras, y Virgilio Irala, estudiante de Agronomía, quien lleva las redes sociales. “Tenía miedo que a la gente no le guste, que no surja. Y después me animé y me lancé, y desde ahí la gente no paró de pedir el servicio”, refiere.

Con el paso de los días, fue tal la respuesta que el equipo se vio sobrepasado. “Llegó un momento que no dábamos abasto con las redes sociales, ni para responder y ni para hacer las compras“, comenta. Y desde la presentación, Yo te compró le va sumando más satisfacciones a Mara. “Tuvo una aceptación genial, yo no pensé que iba a tener la repercusión que tuvimos, desde que comenzamos la gente no paró”, añade.

MECÁNICA Y COSTO. Para acceder al servicio de compra asistida, las personas deben enviar su lista de compras, además de los locales de dónde quieren adquirirlas, estos pueden ser centros comerciales, supermercados, mercados u otras tiendas. Desde Yo te compro, asesoran sobre los mejores lugares con relación precio-calidad, y elaboran un presupuesto total.

Una vez cerrada la lista, el cliente debe realizar una transferencia bancaria o a través de giros de telefonías, para que se confirme el servicio. A partir de ahí el equipo se encarga de buscar lo solicitado visitando hasta 5 sucursales para conseguir los pedidos. Todo lo comprado –en caso de ciudades del interior– es empaquetado y enviado. Y para gran Asunción se incluye en el costo la entrega a domicilio. “Manejamos los precios de las tiendas, entonces pasamos el presupuesto y de acuerdo a eso también el costo de nuestro servicio”, refiere Cubilla, agregando que consignan las compras con las facturas correspondientes y, si es el caso, llevan el vuelto. En cuanto al costo tienen una tabla que depende del monto de la compra, así de 0 a G. 100.000, es de G. 30.000; de 100.000 a 500.000, es G. 40.000. Mientras que hasta G. 1.000.000 es G. 50.000, y para las compras superiores al millón, G. 60.000 .


TENDENCIA. Yo te compro es el servicio de compra asistida, parte de una nueva forma de adquirir productos que se instaló gracias a la pandemia.

Salida laboral
Con las medidas sanitarias por la pandemia por Covid-19, las prácticas de ser asistente de compra, servicios de delivery, creadores de paquetes de alimentos básicos, se posicionaron como una alternativa laboral para profesionales freelance, estudiantes y otros trabajadores, cuyas fuentes de ingreso dependían directamente de rubros que se vieron parados por la cuarentena. En la misma línea se encuentra Masterkit, que ofrece productos preparados en kits, especialmente de verduras para la semana y cortes de carnes, con chipa guasu, sopa y mandioca listos para cocinar para el asado. Los servicios son variados y pueden contratarse a través de las redes sociales, tanto en Instagram como Facebook.

Dejá tu comentario