Política

Armada refuerza cierre de frontera y focaliza acción hacia el Brasil

Aumentó la dotación con otros 50 hombres, 6 embarcaciones, una aeronave de ala rotativa y otra de ala fija más patrullaje aéreo. Está prohibido el ingreso de extranjeros, solo mercaderías.

El panorama crítico con la cantidad de casos confirmados en Brasil obliga a que las fronteras permanezcan completamente cerradas. El Comando de la Armada centra el control en tres departamentos: Alto Paraná, Canindeyú y Amambay, considerados como zonas sensibles por la línea fronteriza.

El presidente de la República, Mario Abdo, dispuso refuerzo en todos los frentes.

En líneas generales, la dotación de la Armada para el patrullaje aumentó con otros 50 efectivos, 6 embarcaciones, una aeronave de ala rotativa y otra de ala fija para monitorear los puntos críticos.

El comandante de la Armada, almirante Carlos Velázquez, explicó que están reforzando con personal y medios toda la frontera en estos tres departamentos mencionados. “Estamos a full con eso. Implica un importante esfuerzo en todos los frentes”, remarcó el militar.

La fiscalización se centra en evitar que haya cruce de personas por el Puente de la Amistad o por el cauce del río Paraná. Se realiza patrullaje aéreo. Hay un trabajo coordinado que están realizando con los efectivos de la Policía Nacional, Migraciones y la Fiscalía General del Estado. Hasta el momento está prohibido el ingreso de extranjeros en territorio paraguayo desde que se declaró la cuarentena total y sigue en el mismo ritmo en la primera fase de la cuarentena inteligente.

Además, se intensifica el control sanitario de embarque. Hasta el momento hay un monitoreo permanente sobre el ingreso de las mercaderías provenientes del vecino país.

“Hay una misión que cumplir y otros altos intereses a favor de la ciudadanía. La orden es cumplir correctamente con las directrices vertidas por el jefe de Estado”, significó el comandante de la Armada.

Mario Abdo estuvo el lunes observando los controles y de paso verificando la asistencia y trabajo de contingencia para los compatriotas que siguen llegando hasta la cabecera del Puente de la Amistad.

“Verificamos los controles en el Puente de la Amistad, donde llevamos todo nuestro apoyo a las Fuerzas Militares y Policiales. A nuestros compatriotas se les garantiza el ingreso de forma ordenada para la cuarentena”, había expresado el presidente de la República durante el recorrido realizado en la zona este del país.

Hay una fuerte presión de un sector de los comerciantes para que se pueda reabrir la frontera debido a que la asfixia económica está causando estragos para la población que depende del comercio fronterizo y del turismo de compra. A esto se suma aquellas personas que se dedican al negocio del contrabando. Justamente ayer, los efectivos de la Prefectura decomisaron un cargamento en la zona de Puerto Indio.

El jefe de Estado justamente estuvo recorriendo la zona acompañado del ministro

COIMAS. En los últimos días habían aparecido denuncias de supuestos pedidos de coimas por parte de los efectivos para permitir el ingreso de personas en la cabecera del puente, que fueron difundidas por un medio local brasileño y las redes sociales.

Las autoridades del Gobierno realizaron las averiguaciones pertinentes y descartaron tales afirmaciones, señalando que luego de inspeccionar todo el circuito de la zona no se puede sustentar tal acusación contra los militares.

El propio asesor de Asuntos Internacionales, Federico González, remarcó que son falsas las acusaciones que solamente buscan desanimar el trabajo de los efectivos apostados en la primera línea de combate para evitar la propagación del coronavirus en el país.


LA CIFRA
50
efectivos militares se agregaron a la dotación de control fronterizo con 6 embarcaciones y dos aeronaves.

Dejá tu comentario