Interior

Anticorrupción interviene la Comuna de Mayor Otaño

 

El fiscal Jorge Arce de la Unidad Especializada en Delitos Económicos y Anticorrupción del Ministerio Público, inicio ayer la intervención de la Municipalidad de Mayor Otaño.

Esto tras la denuncia que fue presentada el 15 de noviembre por la Contraloría General de la República (CGR) a la Fiscalía General del Estado, sobre un examen especial en la que fueron detectados indicios de daño patrimonial y graves irregularidades por más de 1.000 millones de guaraníes, en la ejecución presupuestaria correspondiente al ejercicio fiscal 2017 sobre gastos genuinos, Fonacide y royalties en la Municipalidad de Mayor Otaño.

La intervención es a los efectos de constatar los datos con relación al informe emitido por la Contraloría, sobre el supuesto mal manejo de los recursos de royalties y Fonacide. Tras el informe remitido por el ente contralor, el Ministerio Público inició las investigaciones a la administración de Pedro Rubio Chávez ANR, quien es blanco de sospechas de parte de un sector de la ciudadanía, que lo acusa de malversar los fondos en cuestión e incluso venía soportando manifestaciones de un grupo de jóvenes.

La resolución número 5930 de la Fiscalía General del Estado dispone la apertura de una causa penal y se asigna a la Unidad Especializada en Delitos Económicos y Anticorrupción N° 14 con sede en Asunción, a cargo del agente fiscal Arce Rolandi. En su considerando, el documento de la FGE señala que la apertura de la intervención a la Municipalidad de Mayor Otaño es en base a las denuncias realizadas por la Contraloría General de la República, a través de la nota N° 4684 de fecha 13 de noviembre de 2019, donde se reportan indicios de hechos punibles contra el patrimonio de la Comuna otañense, correspondiente al ejercicio fiscal 2017. Atendiendo a dicho dictamen, se aprueba la realización de fiscalizaciones especiales inmediatas a los efectos de la investigación y el esclarecimiento de los hechos que podrían resultar punibles.

Las sospechas. De acuerdo con el examen especial practicado por los auditores de la Contraloría General a la administración de Pedro Rubio Chávez en la Municipalidad de Mayor Otaño, fueron detectados serios indicios de daños patrimoniales y graves irregularidades G. por 1.008.987.100 en el manejo de fondos de Fonacide y royalties correspondiente al ejercicio fiscal 2017.

En el detalle se señala que fueron detectados pagos de 500 millones de guaraníes por combustibles y lubricantes con fondos de royalties sin vinculación con gastos de capital, como también pagos con fondos de royalties de 320 millones en el objeto de gastos 420 minerales. Asimismo, se detectó que fueron transferidos 109 millones a las comisiones beneficiadas, pero que no fueron administradas por los mismos; así como otros 78 millones sin rendición de cuentas.

Dejá tu comentario