Sociales

Alergias respiratorias se exacerban en el frío

 

Entre las enfermedades más comunes que se presentan en época de frío resalta una de las más molestas: Rinitis alérgica.

Se trata de “una enfermedad que afecta fundamentalmente a las fosas nasales. El paciente presenta síntomas como congestión nasal o sensación de taponamiento, rinorrea (parece un poco de agua chorreando la nariz)”, explica el Prof. Dr. Ricardo Meza Brítez, médico pediatra, sub especialista en alergia e inmunología clínica pediátrica.

El especialista describe que además, pueden manifestarse estornudos en salva, lo que serían estornudos de forma repetitiva. “En una sola oportunidad el paciente puede llegar a estornudar de 5 o 6 veces, de golpe, o también pueden presentarse estornudos que no sean en salva, pero de forma repetitiva a lo largo del día”, sostiene.

Otra sintomatología característica de la rinitis alérgica es la sensación de dolor en las fosas nasales, sobre todo cuando se respira aire frío. Meza describe además que podría presentarse en el paciente epistaxis o sangrado de las fosas nasales. “En ocasiones también puede haber asociación a síntomas oculares, como por ejemplo el enrojecimiento del ojo o congestión ocular”, dijo.

En ese caso, puede haber lagrimeo, comezón y también puede existir escozor, equivalente a la sensación de cuerpo extraño en el ojo. “Aquí hablamos no solo de una rinitis alérgica, sino de una posible rinoconjuntivitis alérgica”, detalló.

COMPLICACIONES

En la alergia existe una premisa: es toda una misma vía aérea, desde las fosas nasales hasta los bronquios de los pulmones. “Significa que cuando se inflaman los pulmones, por causa alérgica en un paciente de cualquier edad, teniendo en cuenta una rinitis, pueden existir también ciertos síntomas no solo relacionados a la nariz, sino también a las vías aéreas inferiores (tráquea y bronquios). Por tanto, es importante mantener un seguimiento en torno a la manifestación de síntomas por el especialista en alergia”, subrayó.

“Cuando el médico encuentra que existen situaciones como tos persistente (seca o húmeda, con secreción), sibilancias (coloquialmente llamado ‘chillido de pecho’), y dificultad para respirar, se habla de posible asociación entre rinitis alérgica y asma, o cuando menos, una hipersensibilidad bronquial que lleva al paciente a reaccionar también de esa manera”, puntualizó el doctor.

EL INVIERNO INTENSIFICA

La alergia y sus síntomas se exacerban en periodos invernales. “El frío es un estimulante importante de la inflamación de las vías aéreas”, significó Meza Brítez.

“De ahí la importancia del seguimiento a través del clínico, y cuando éste cree conveniente que debe ser visto por un especialista, debe retornar o iniciar el esquema de tratamiento preventivo o muchas veces el esquema de tratamiento específico para situaciones de esta naturaleza”, manifestó el profesional.

En cuanto a la ingesta de medicamentos insistió, en que no corresponde automedicarse.

Acerca de los fármacos preventivos afirmó que los antihistamínicos orales disminuyen los síntomas. En tanto que los aerosoles se pueden emplear por vía nasal o vía inhalatoria con aerocámaras, “Pueden ayudar a controlar los síntomas, pero cualquiera de ellos, siempre debe estar prescritos por un médico”, recordó.

OTRAS ALTERACIONES

Ricardo Meza, especialista en alergia e inmunología advirtió que en general, la alergia no causa otros tipos de alteraciones como fiebre, o el mal estado general del paciente. “Sin embargo, es cierto que puede causar alteraciones en su calidad de vida, por la disminución de actividades físicas”, subrayó.

Sin embargo, cuando el paciente tiene un condicionante alérgico de otra naturaleza como el asma, sí puede haber complicaciones. En este caso, el paciente tiene afectados los bronquios: Tos, dificultad respiratoria, sibilancia, dolor torácico, cefalea.

“Pueden haber crisis asmáticas, y eso sí es un condicionante, porque puede requerir atención en sala de urgencias, y de allí ser derivado a sala de internación. Por tanto, en conclusión, el seguimiento una vez hecho el diagnóstico clínico, debe ser permanentemente. Sobre todo, en los niños, debe existir un seguimiento del pediatra especialista en alergia, sobre todo en las épocas más frías del año que incrementan este tipo de manifestaciones”, insistió por último el doctor Meza Brítez.


Estornudos frecuentes, chorreo de líquido por la nariz, congestión nasal, son algunos síntomas de alergia que se dan más en época de frío.

Dejá tu comentario