Nacionales

Agentes heridos en ataque a puesto policial están lúcidos y estables

Los tres agentes de la Policía Nacional que resultaron heridos en un ataque al puesto policial de Ypytã, Departamento de Amambay, están estables en el Hospital Rigoberto Caballero de la ciudad de Asunción.

Los suboficiales José Báez, Isaías René Valenzuela y Augusto Adrián Ruiz Sanabria fueron trasladados en la mañana de este martes al Hospital de Policía Rigoberto Caballero, de la capital, en donde se encuentran lúcidos y estables. Ninguno de ellos corre riesgo de perder la vida.

Según el director interino del Hospital de Policía, David Torales, los tres suboficiales se encuentran estables y serán sometidos a varios controles y estudios a fin de evitar complicaciones, informó NPY.

Lea más: Ataque a puesto policial en Amambay deja tres policías heridos

“A pesar de que fueron bastante profundas (las heridas), como el caso del paciente que recibió heridas en la zona del abdomen, también fracturas de uno de ellos, incluso hay uno que tiene herida en la región del cráneo, pero aparentemente están bastante bien”, expresó.

https://twitter.com/npyoficial/status/1595123353735417856

Explicó que están en proceso de reconocimiento y evaluación y que van a ser sometidos a unos estudios para estar bien seguros de que no revisten gravedad.

Dijo que uno de ellos será sometido a una cirugía en el transcurso de los días, luego de estabilizarlo y ponerle en buenas condiciones.

Más detalles

El ataque al Puesto Policial 11ª de Ypytã ocurrió cerca de las 18:00 de este lunes, en donde “más de un atacante” habría realizado varios disparos contra los suboficiales desde los montes.

Todavía no se determinó la responsabilidad, pero las autoridades policiales no descartan que se trate de un grupo criminal, puesto que es una zona de influencia del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Nota relacionada: Suboficiales heridos en ataque a puesto policial son trasladados a Asunción

El lugar de los hechos se encuentra en inmediaciones del Cerro Guazú, donde el 23 de octubre pasado ocurrió un enfrentamiento y falleció Osvaldo Villalba, el máximo líder de la banda criminal, quien estaba prófugo hace 17 años.

Previamente, miembros del EPP habían matado a dos indígenas Paĩ Tavyterã, Alcides Romera y Rodrigo González. Además, presuntamente, iban a ser asesinadas más personas de la comunidad por negarse a colaborar con ellos.

La llegada en ese ínterin de los miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) permitió que tres integrantes del grupo criminal fuesen abatidos.

Dejá tu comentario