Revista Vida

Afecto a distancia

Gracias a un programa de patrocinio, el canadiense Sean Madsen entró en contacto con un niño de Villarrica y su familia. Su ayuda consistió no solamente en aportes materiales, sino también en enseñanzas de superación, algo impuesto por su condición de invidente. Esta es una historia tan grande como los kilómetros que separan a los hogares de sus protagonistas.

Por Carlos Darío Torres

Por: Carlos Darío Torres | Fotos: Fernando Franceschelli.

Sean Madsen acaba su café y acaricia a Sammy, su inseparable perro guía, que lo ayuda a desenvolverse en su cotidianidad de sombras. Es su segunda visita a Paraguay y a Marcos, el niño de 13 años de edad, de Villarrica, a quien patrocina desde hace cuatro años a través del Fondo Cristiano Canadiense para la Niñez (CCFC, por sus siglas en inglés). Su cabello y barba canosos recuerdan al músico Ray Conniff, cuya orquesta y coro fueron célebres en los 70. Afable y con un gran don de gente, responde a las preguntas siempre con una sonrisa, convirtiendo la entrevista en una amena charla de amigos.

- ¿A qué se dedica en Canadá?
- Usted escribe, y mi trabajo era muy parecido al suyo, excepto que yo lo hacía para el Gobierno. Estaba a cargo de las regulaciones gubernamentales en materia aeronáutica, en Ottawa. Hoy estoy jubilado.

- ¿Cómo nació su relación con el CCFC?
- No sé cuál es su relación personal con la fe y no sé cómo lo va a entender. No soy un fanático religioso, pero asisto a la iglesia y creo que el propósito de la religión es ayudar a otros. Y aunque hago trabajos voluntarios en mi comunidad —ahora que estoy jubilado, sobre todo—, tenía la sensación de que quería hacer algo más pero no estaba seguro de qué.Le rogué a Dios y le pedí que me dijera qué era lo que tenía que hacer, si había algo más que pudiera llevar adelante para ayudar a las personas. Y tres días después estaba escuchando las noticias en la televisión y hubo un comercial sobre el CCFC. Entonces pensé: “OK, ahí está mi respuesta, eso es lo que tengo que hacer”. Y así fue como me convertí en patrocinador.

- ¿Cómo conoció a Marcos?
- Es una pequeña historia por sí misma, porque cuando estaba observando las fotos en mi computadora, fui a la página del CCFC y empecé a mirar las fotos de los niños que necesitaban un patrocinador. No recuerdo cuántos habré mirado, hasta que encontré una foto de Marcos con una gran sonrisa en el rostro y dije: “Este es”. Hice clic en el botón para elegirlo a él y por alguna razón no funcionó. Entonces llamé a la oficina del fondo y les comenté que elegí a un niño, pero que parecía que no estaba funcionando la opción para seleccionarlo. La señora que me atendió no me dijo que eligiera a otro; en lugar de eso, me dijo: “Si ese es el que usted eligió, yo me voy a encargar de que así sea”. Entonces pienso que eso estaba destinado a ser.
Cuando empecé a escribirle a Marcos, él me respondió con unas cartas que me parecieron interesantísimas, más aun viniendo de un niño. Empecé a sentir que tenía que conocerlo. Eso fue lo que me trajo por primera vez a Paraguay, hace dos años. Pienso que no es habitual que un niño escriba como él lo hace. Sus profesores me dicen que es un muy buen estudiante. Y eso es lo que hace el patrocinio. No consiste solo en ayudar a miles de kilómetros de distancia, sino también en contribuir para que las personas sean mejores, alcancen a vivir una vida plena y sean útiles a su país.

- En este viaje consiguió otro amigo...
- Conocí en Caaguazú a un muchacho de 16 años, de segundo de la media, que es ciego y canta; y lo hace muy bien. Él quería encontrarse conmigo, porque deseaba conocer a Sammy. Él nunca había visto a un perro guía. Pero escuche esto: él también me quería decir que cuando finalizara el colegio, quería ser periodista. Así que algún día a lo mejor trabaje en su diario, en la revista. Espero que sea así.

Madsen realizó también una colecta entre sus amistades para juntar fondos para la compra de materiales de construcción y así dotar de una habitación a la vivienda de Marcos. Ese objetivo fue alcanzado.

sean madsen 1.jpg
<p>Afecto. Marcos sostiene una foto de su patrocinador, Sean Madsen; y su perro guía, Sammy.</p>

Afecto. Marcos sostiene una foto de su patrocinador, Sean Madsen; y su perro guía, Sammy.

Mal de muchos

- ¿Cuál es el trato que reciben las personas con discapacidad a nivel global y en Paraguay?
- Aun cuando Canadá y Paraguay tienen culturas diferentes, la forma en que las personas sin discapacidad miran a las que tienen alguna, parece ser una condición universal. Si no conocen es como que tienen miedo, lo que hace que a la persona con discapacidad se le niegue dignidad y la posibilidad de tener un trabajo. Pero éstas personas realmente pueden demostrar que también pueden contribuir a la sociedad.Canadá es uno de los países más ricos del mundo y no deberíamos tener problemas con eso, pero los tenemos. El 80% de las personas con discapacidad no tienen empleo. Pienso que, desafortunadamente, lidiamos con los mismos desafíos que hay en Paraguay. Pero la mejor manera de encarar eso es haciendo lo que usted hace, informar al público.

- Nos contó que trabajaba con textos, ¿cómo lo hacía?
- Se preguntarán cómo alguien que no ve nada puede escribir. Tengo una computadora que tiene una pantalla grande. Para que yo pueda ver me tengo que acercar para percibir la imagen que, además, puedo agrandar en la pantalla. Además, tiene un programa con voz artificial que reproduce todo lo que yo escribo. Puedo deletrear con ella, le puedo pedir que me indique las puntuaciones; si alguien me envía un documento en borrador, lo introduzco en mi código y puedo chequear si tiene algún error y editarlo. No deja de ser gracioso tener un editor prácticamente ciego.

- ¿La tecnología puede ayudar a las personas con discapacidad a mejorar su nivel de vida?
- Sí, puede. Pero el problema es que muchos empleadores desconocen la existencia de este tipo de tecnología y si alguien con discapacidad se presenta a un empleo, en lugar de buscar la tecnología que lo ayude, la mayoría de los empleadores va a decir: “Qué pena que esta persona no pueda ver, mejor contratemos a otra que sí ve”. La única manera de cambiar es hacer lo que usted hace, informar a la gente. Y espero que los gobernantes, las personas que tienen poder de decisión, puedan leer este artículo.

- ¿Considera necesario que un país tenga una ley contra toda forma de discriminación?
- Opino que sí. Desafortunadamente, tener una ley no es lo que va a convertir en realidad ese deseo, porque hay otros aspectos involucrados que también hay que contemplar. En nuestro país tenemos leyes contra la discriminación desde 1995 pero, repito, todavía el 80% de las personas con discapacidad están desempleadas en Canadá. Los gobiernos no entienden que cuando una persona con discapacidad trabaja, no es solamente para ella, sino que también compra, mueve a la economía y paga impuestos.Incluso los conservadores, que suelen ser muy reacios a las políticas sociales progresistas, deberían ser los primeros en interesarse en que las personas con discapacidad puedan conseguir trabajo.

sean madsen 2.jpg
<p>Unidos. El estrecho abrazo de Marcos y Sean, un gesto que valió el largo viaje desde Canadá.</p>

Unidos. El estrecho abrazo de Marcos y Sean, un gesto que valió el largo viaje desde Canadá.

- ¿Están haciendo las oenegés la tarea que le corresponde al Estado en cuanto a las personas con discapacidad?
- Creo que no se debe esperar que el Estado resuelva todo, pero sí creo que el Gobierno tiene que liderar los procesos. Y tiene que asegurarse de que haya leyes justas para todos los ciudadanos. Las empresas y las oenegés deben ayudar al Estado a que todos los ciudadanos tengan un trato justo y un acceso laboral.

- ¿Está satisfecho con el patrocinio del CCFC?
- Todos los niños que en este momento están siendo patrocinados en educación van a poder construir un Paraguay mejor. Creo en eso con mucha pasión, aunque lastimosamente quizás no viva tanto tiempo como para verlo. Pero tengo fe de que va a ocurrir.

..............................................................

Tareas

Sir Sean Madsen fue consultor de la Cámara de los Comunes del Parlamento y el Subcomité de las Personas con Discapacidad, responsable de tareas administrativas ejecutivas, investigación, redacción técnica, presentaciones multimedia, enlace entre los miembros del Parlamento y las organizaciones nacionales de discapacidad.También fue consultor para la mejora de la accesibilidad en cajeros automáticos y medios de transporte interurbano, documentación federal, declaración de impuestos, edificios comerciales y equipos telefónicos residenciales y públicos.

.............................................................

Sistema de patrocinio

El patrocinio es la fuente principal del financiamiento de las acciones de la organización. El sistema permite que niños, niñas y sus familias entren en contacto con personas de Canadá o Taiwán, promoviendo el encuentro e intercambio de culturas, además de la generación de un vínculo especial de mucho cariño entre las partes, que incluye el intercambio de correspondencia y, en algunos casos como este, incluso visitas.Paraguay cuenta con alrededor de 10.000 patrocinados en los Programas de Desarrollo, de Central (J. Augusto Saldívar, Villeta, Ypané), Caaguazú, Paraguarí Norte, Limpio Sur, Remansito, Troche, Coronel Oviedo y Villarrica. Las acciones benefician tanto a patrocinados como a los que no lo son, con una cobertura estimada de 77.000 personas.

................................................................

Fondo Cristiano

El Fondo Cristiano Canadiense para la Niñez (CCFC) trabaja en Paraguay desde 1995, en alianza con oenegés locales. Desarrolla programas comunitarios centrados en la niñez, que buscan mejorar la calidad de vida de niños, niñas, sus familias y comunidades a través del trabajo en sectores tales como el fortalecimiento de la organización comunitaria, educación, salud y nutrición.

.................................................................

Dígame Sir

Sean Madsen ostenta el título de Sir desde 1995. Le fue otorgado por la Iglesia Ortodoxa en reconocimiento a su trabajo y su lucha por los derechos de las personas con discapacidad.

Dejá tu comentario