Sucesos

Abogado insiste en sobredosis de Sabryna y habla de “delito de moda”

Según Federico Campos López Moreira, defensor de Gerardo Stadecker, “quieren ocultar la adicción de una pobre mujer”. Insiste en la inocencia de su defendido y habla de complicidad.

El abogado del ganadero Gerardo Stadecker, Federico Campos López Moreira, de manera contundente declaró ayer que la muerte de la esposa de su defendido, Sabryna Breuer, no se trató de un asesinato, sino que fue a causa de una sobredosis, buscando instalar que la supuesta adicción de la víctima es la causa de su fallecimiento, y no un hecho de violencia.

“Quieren ocultar la adicción de una pobre mujer (Sabryna) con el delito de moda (feminicidio)”, afirmó en una entrevista que mantuvo con Radio Monumental 1080 AM.

“La verdad, aunque se distorsione, aunque nos duela, aunque se oculte, sigue siendo siempre la verdad. La señora Sabryna Breuer no murió asesinada”, afirmó el abogado del principal y único sospechoso de la muerte de la mujer.

Esto, pese a que el informe forense, que consta en la carpeta investigativa de la Fiscalía, indica que el cuerpo de la mujer cuenta con rastros de golpes en el pecho y signos de estrangulación en el cuello.

Sobre el punto, el abogado Federico Campos manifestó que “desde un principio los familiares y el primer anillo de Sabryna intentaron ocultar la adicción de la mujer y sus problemas”.

Asimismo, alegó que el médico forense también informó “sobre las adicciones crónicas de la mujer y que la misma no contaba con golpes recientes”.

sobredosis. Para el abogado Federico Campos López Moreira, Sabryna Breuer falleció a raíz de una sobredosis “por una mezcla letal de cocaína en polvo, aspiraba varias rayas, opiáceos de gran poder, que lo mezcló con domper, además de vodka y cervezas“. Remarcó que días antes al trágico desenlace, la mujer prometió durante una reunión familiar que iba a dejar sus adicciones.

No obstante, el abogado de Stadecker dijo que está en contra de cualquier hecho de violencia contra las mujeres, pero en este caso insiste que “hubo una complicidad para inculpar a su cliente” y que lo grave sería que vaya preso siendo inocente.

El 17 de diciembre de 2017, Gerardo Stadecker llamó a su cuñada para contarle que su esposa estaba muerta. La Fiscalía ya imputó por feminicidio al ganadero y busca que el caso sea elevado a juicio oral y público, pero todavía no se realizó la audiencia preliminar, a causa de las dilaciones de la defensa del acusado.

Dejá tu comentario