6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 21 de octubre de 2016, 07:12

Zeballenses bloquean acceso a barrio San Francisco y piden más viviendas

Un grupo de pobladores de Zeballos Cué bloquea los accesos del barrio San Francisco e impide que los obreros ingresen para seguir con la construcción de viviendas sociales. Para levantar la medida exigen al Gobierno que el 50% de las casas sean destinadas a zeballenses.

El plan de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) es que de las 1.000 casas que terminen de construirse en el complejo habitacional San Francisco, 800 sean destinadas a chacariteños y 200 a los zeballenses.

Sin embargo, los pobladores de Zeballos Cué ahora rechazan la decisión y exigen que el 50% de las construcciones les sean otorgadas.

Los obreros llegaron en la mañana de este viernes al lugar y se encontraron con la sorpresa de que los accesos están bloqueados. Uno de los ingenieros lamentó la situación, "todo atraso significa más perjuicio para el que más necesita", refirió sobre el personal que debe seguir con las construcciones.

Marcos Báez, uno de los manifestantes, dijo que la lucha no es contra los trabajadores sino contra el Gobierno de turno "que viene a utilizarnos", comentó. En ese sentido, elaboraron una nota de compromiso en la que el presidente Horacio Cartes debe comprometerse a una igual distribución de las viviendas, "RC4 es de todos los zeballenses", sostuvo.

Se trata de otro conflicto que enfrenta el proyecto del Gobierno en el complejo habitacional. Hace algunas semanas un grupo de trabajadores denunció que la empresa contratista no estaba cumpliendo con los pagos acordados.

La Constructora NAD admitió que tenía problemas con dos contratistas que probablemente se quedaban con una parte del dinero destinado a los obreros. La situación fue minimizada por el Gobierno.

La obra que pretende llegar a las 1.000 viviendas mediante una inversión de USD 45 millones, cuenta con la financiación de Itaipú.