22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
EPP
lunes 29 de agosto de 2016, 11:30

Senado: Opositores piden cambios y reorientación de la política de seguridad

Los senadores de la oposición pidieron al presidente Horacio Cartes la remoción de las autoridades encargadas de la seguridad interna del país. Calificaron además de rotundo fracaso el trabajo de la Fuerza de Tarea Conjunta en la lucha contra el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

La Cámara de Senadores realiza este lunes una sesión extraordinaria para debatir sobre la crisis generada tras el asesinato de ocho militares ocurrido el pasado sábado en el distrito de Arroyito, departamento de Concepción. Al inicio se realizó un minuto de silencio para honrar a los uniformados caídos.

Los primeros legisladores que hicieron uso de palabra coincidieron en solicitar el cambio del ministro del Interior, Francisco de Vargas; el comandante de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo; el comandante de las Fuerzas Militares, Luis Gonzaga Garcete, y de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), José Alvarnega.

El liberal Luis Alberto Wagner mencionó que las comandancias destinadas al combate contra los grupos armados deberían tener resultados positivos, pero se ven con inmensas debilidades. Criticó los cambios continuos de comandantes de la FTC y la asignación de personal sin preparación o falta de idoneidad.

Dijo que la Fuerza de Tarea Conjunta tiene más de G. 3.600 millones al mes y sostuvo que no es posible que no tengan el equipo adecuado para las tareas. "Se realizan actividades típicas sin criterio profesional, nula utilización del sistema de comunicación para señalar ubicaciones, no tienen radios tácticas y se nota la deficiente reacción", afirmó.

Su colega Carlos Amarilla mencionó que el Ejército del Pueblo Paraguayo se fortaleció en los últimos años, por lo que considera que los trabajos no fueron exitosos. "Hay fallas en los aspectos operativos y la lucha es un absoluto fracaso", afirmó.

El parlamentario aseguró que las principales autoridades encargadas de la seguridad no pueden seguir en sus cargos después de lo sucedido el último fin de semana.

"Al sostener al ministro del Interior con esa saga de errores, fracasos, solo puede entenderse de la perspectiva del capricho, irracionalidad y falta de visión de esta crisis que puede desbordarse si no se toman las acciones debidas", manifestó.

Pidió al presidente Horacio Cartes enviar un mensaje tranquilizador a la ciudadanía; en el sentido de cambiar planes, acciones y no repetir el mismo esquema de siempre y con resultados similares. También aprovechó el momento para despacharse contra el titular de la cartera del Interior, quien vincula a políticos con el EPP en base a fotografías.

"Rechazo con toda tranquilidad pero con la contundencia y firmeza de la que este ministro es absolutamente impresentable, es alguien que no merece estar en este cargo. No genera resultado que justifique estar al frente del Ministerio", concluyó.

Sixto Pereira, del Frente Guasu, dijo que la responsabilidad directa de lo sucedido es del presidente Horacio Cartes, por su rol constitucional y por la ley aprobada en el 2013 que le daba facultades de disponer de las fuerzas militares sin la necesidad de declarar estado de excepción.

"El Ejecutivo debe dar señales y plantear la reorientación de la política de seguridad ante la situación de crisis", refirió.

El liberal Miguel Abdón Saguier dijo que los miembros del EPP son los enemigos de la democracia y de los derechos humanos. Señaló que la totalidad de la población rechaza la actuación de este grupo armado.

Cuestionó duramente las declaraciones del ministro Francisco de Vargas posteriores a la masacre de militares recurriendo "a elementos increíbles".

"El presidente prioriza la lealtad perruna y mediocre de sus colaboradores", sentenció.

Al igual que sus colegas, exigió la destitución de las principales autoridades encargadas de la seguridad interna del país.

Mientras que el colorado Julio César Velázquez dijo que el manejo de la lucha contra el grupo armado es de una improvisación importante y le deja en ridículo a las Fuerzas Armadas. "Quedan reducidas como una fuerza inútil por no dar respuestas", agregó.

Mario Abdo Benítez, por su parte, pidió una unidad en estos momentos de crisis para salir adelante y para dar un mensaje esperanzador a la ciudadanía, a pesar de las diferencias de pensamientos. En ese sentido, dijo que apoyarán al jefe de Estado ante las "difíciles decisiones que debe tomar".

Desirée Masi, del Partido Democrático Progresista, fue una de las más críticas al recordar que Horacio Cartes desde el inicio de su gestión es responsable de las Fuerzas Armadas. También habló de los recursos asignados a las fuerzas conjuntas y de su falta de ejecución.

Precisó que entre el 2014 y 2016 se le entregó USD 70 millones, pero mencionando que desde el mismo Ejecutivo se fue recortando.

APARECEN EN ESTA NOTA