9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
lunes 26 de septiembre de 2016, 01:00

Según Aguayo, la condonación reactivará agricultura familiar

La Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) continuará hoy, en varios puntos del país, las movilizaciones para reclamar la condonación de sus deudas, informó Luis Aguayo, representante de los labriegos.

Indicó que esta semana decidirán si vuelven a Asunción para seguir dialogando con las autoridades sobre sus reclamos. “Se mantienen los campamentos de resistencia en diferentes lugares y eso se va a reforzar mañana (por hoy), con la gente de ahí y los movilizados”, dijo.

Aguayo manifestó que la versión del Gobierno, de que la condonación solicitada incluye deudas comerciales, es una “cortina de humo”, y que fueron claros con las autoridades en que si en el listado aparecen deudores comerciales, no se les otorgue.

“Nosotros queremos reactivar la agricultura familiar campesina; por lo tanto, queremos (la condonación de) la deuda que afecta a este sector, ante la grave crisis de la agricultura familiar campesina. La condonación es una medida de auxilio, una medida de socorro”, expresó.

REACTIVACIÓN. El dirigente de los labriegos dijo que el planteamiento principal de esta movilización también incluye la aprobación de una ley de agricultura familiar campesina, que permita fortalecer y reactivar la economía de la agricultura familiar campesina. A ello, proponen que se sume un seguro agrícola, y otras herramientas.

Agregó que este proyecto de ley ya está en el Parlamento, pero no se avanza en el tratamiento. Sostuvo que esta norma va a ser la solución de fondo, y que sea una política de Estado.

De acuerdo con los datos, las deudas que el sector campesino solicitan que se condonen ascienden a USD 6,2 millones aproximadamente, todas con la banca privada.

Aguayo mencionó que hasta el momento, las políticas para ayudar al sector del pequeño campesinado siguen siendo improvisadas. Añadió que si la producción de alimentos no es atendida, llegará un momento en que será más caro adquirir productos del exterior.