9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
domingo 13 de noviembre de 2016, 08:55

Se "encomendó a Dios" para fugarse del calabozo pero fue recapturado

Tras un operativo fiscal y policial un hombre que se había fugado de la Comisaría 8. ª Metropolitana logró ser recapturado. El reo sostuvo que fue Dios mismo quien le ayudó a salir del calabozo de la dependencia policial luego de que "le haya pedido una oportunidad".
Julio César Recalde se encontraba detenido por robo agravado en la Comisaría 8.ª Metropolitana hasta este viernes, cuando logró escapar. Días después el Ministerio Público tomó cartas en el asunto y decidió investigar a un agente policial por esta fuga.

El hombre logró finalmente ser recapturado este domingo, momento en que apostó por romper el silencio y contar "su verdad" ante la prensa. Aseguró que ningún policía lo ayudó a escapar y que, inclusive, fue el mismo Dios quien le tendió la mano para que quede en libertad.

"Entré en el calabozo, me senté encima de un colchón y encontré un cuchillo. Paraguay estaba jugando contra Perú, recuerdo. En ese momento fue que encontré un cuchillo en el suelo, por lo que dije: 'Voy a tantear si abre'. Tanteé una vez y no se abrió, después probé otra vez y no pude. Hasta que, como soy un siervo de Dios, me encomendé a él y le pedí una oportunidad, probé de nuevo y la celda se abrió", comentó a Telefuturo.

Recalde reiteró a la prensa que él se reconoce como un "siervo de Dios", por lo que la "señal" fue clara ya que los portones se abrieron luego de que se "encomiende".

"Cuando se abrió el portón solo estaban unos niños afuera. Después abrí la puerta y salí como si nada", relató.

Antecedentes. El hombre recapturado habría asaltado a Andrea Marlene Moreno Iglesias, despojándole de su teléfono celular marca Samsung Galaxy, en la zona del supermercado Stock ubicado en la avenida Félix Bogado de Asunción.

Tras el robo, oficiales que patrullaban por la zona lograron detenerlo y recuperar el objeto robado además de un par de guantes de látex y un estoque de mango color azul de al menos unos 20 centímetros.

Solo pasó unas horas dentro de la cárcel debido a que, tras realizarse la inspección el viernes, se dio a la fuga. Un guardia se dio cuenta de esto y alertó a los demás.

Ante la sospecha de que agentes policiales hayan facilitado la huida, el Ministerio Público designó a la fiscala Fátima Capurro para que se inicie una investigación.