27 de abril
Jueves
Despejado
21°
Viernes
Despejado
22°
Sábado
Despejado
12°
24°
Domingo
Mayormente nublado
14°
24°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 20 de abril de 2017, 09:16

Papa recordará el sábado a los "nuevos mártires del siglo XX y XXI"

El papa Francisco presidirá el sábado la "liturgia de la Palabra" con la que se recordará a los "nuevos mártires del siglo XX y XXI", como el cura francés Jacques Hamel, degollado el año pasado por yihadistas, o el salvadoreño William Quijano, tiroteado en 2009.
EFE

Esta jornada de oración ha sido organizada por la Comunidad de Sant'Egidio.

Por ello, Francisco escuchará el testimonio de allegados de algunos de estos "mártires", como el padre Hamel, en proceso de beatificación después de que fuera degollado el pasado julio por dos supuestos yihadistas cuando celebraba misa en una iglesia de Normandía (norte de Francia).

En el acto, según informó hoy la Santa Sede, también se recordará al salvadoreño William Quijano, conocido por su empeño en ofrecer a los jóvenes de su país una alternativa a las bandas o "maras" mediante el proyecto "Escuela de la paz".

Este fue su compromiso hasta que fue asesinado a tiros el 28 de septiembre de 2009, cuando tenía 21 años.

Por último, el Papa también asistirá al recuerdo del pastor luterano Paul Schneider, que murió en 1939 en el campo de concentración nazi de Buchenwald, después de ser sometido a trabajos forzados y donde nunca cejó en su empeño de predicar.

El acto del sábado contará con la homilía del pontífice y durante el mismo se rememorarán los nombres de otros "nuevos mártires".

Tendrá lugar en la basílica romana de San Bartolomeo, vinculada a los nuevos casos de martirio después de que en 1999 el papa Juan Pablo II instituyera una comisión sobre este tema que trabajó en este templo durante los dos años sucesivos.

Juan Pablo II, hoy santo, quiso que este recuerdo de las víctimas por su fe perdurase en esta iglesia romana, por lo que en octubre de 2002 se ubicó en su altar mayor un icono de grandes dimensiones dedicado a los mártires del siglo XX.

Asimismo, en las capillas laterales del templo se levantaron cruces y placas conmemorativas sobre situaciones de persecución a los cristianos en distintos contextos políticos y geográficos, como el régimen nazi o los comunistas.