16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
27°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 11 de agosto de 2017, 11:00

Paciente en coma da a luz a un niño sano en IPS

La mujer que estando embarazada quedó en coma, dio a luz a un varón sano y vigoroso. El parto por cesárea se realizó en la madrugada de este viernes en el Hospital Central del IPS. Ambos están en buenas condiciones de salud.

Nélida Barreto (33) tuvo a su hijo en la semana 34 de gestación. La mujer había sufrido un accidente de tránsito y tuvo un traumatismo cerebral que la mantuvo en coma durante casi todo su periodo prenatal.

En la madrugada de este viernes tuvo los primeros indicios de dar a luz. Fueron sus familiares los que se percataron de que el embarazo llegó a término y se procedió al parto por cesárea en el Servicio de Obstetricia del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS).

Mateo vino al mundo con 2.300 kilogramos a las 2.24 de este viernes, está en buenas condiciones y con evolución favorable. Permanece internado en Neonatología, mientras que la madre sigue hospitalizada para los cuidados especiales, aún en coma.

Vicente Battaglia, jefe del Departamento de Ginecoobstetricia del IPS, aseguró que este es un caso único hasta ahora, ya que las posibilidades de abortar espontáneamente tras un accidente de esta envergadura es alta.

Agregó que este es el ejemplo clave de un completo, periódico y buen tratamiento prenatal en una mujer sana.

"Este es un éxito institucional importante, donde intervino un equipo multidisciplinario de varios especialistas, como terapistas, neurólogos, clínicos médicos, ginecobstetras, neonatólogos. Es un logro primeramente de ella, quien a pesar de su condición puso valentía; así también, sus familiares la acompañaron siempre", enfatizó el profesional.

Nota relacionada: Embarazada en estado de coma continuará tratamiento en su casa

Mirna Barreto, hermana de la madre, refirió que son dos emociones al mismo tiempo. Por una parte, por Nélida que aguantó para traer a su hijo al mundo, y por otro lado, el bebé, a quien consideran una prueba viva del milagro de Dios.

"Cuando ella se accidentó, su bebé quedó en tercer plano y hoy nos demostró que los milagros existen (...) Mateo para nosotros es un milagro y creemos fervientemente en que Nélida pueda también recuperarse a través del milagro de su bebé", dijo.