6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
28°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 14 de octubre de 2016, 11:16

"No hay quejas" sobre campesinos que ocupan la plaza

Desde la Municipalidad de Asunción afirman que ningún ciudadano presentó queja alguna sobre la presencia de campesinos de la Colonia de Guahory, departamento de Caaguazú, en la Plaza Uruguaya y que, inclusive, las actividades en el sitio se realizan normalmente.
Iván Allende, director del Área Social de la Comuna de Asunción, dio a conocer este viernes que hasta el momento no existen quejas ciudadanas sobre la ocupación de labriegos en la Plaza Uruguaya. Dijo que en el sitio “no existe tensión”.

“Esta plaza fue ocupada por los campesinos de Guahory. Nosotros acompañamos para que no genere ningún tipo de tensión y no les falte ningún servicio. Hasta el momento no tenemos denuncias sobre inconvenientes con relación al uso de la plaza”, mencionó.

Desmintió igualmente que el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, haya donado 20 carpas a los campesinos y que desde la Comuna tampoco lo hicieron. Aceptó que sí brindan ayuda humanitaria al grupo, verificando que puedan acceder a servicios de agua y luz.

“El intendente no envió ninguna carpa, la Municipalidad tampoco lo hizo. La Comuna tiene carpas con logos, además”, sostuvo el funcionario.

Allende comentó que no hay intenciones de quitar del lugar a nadie debido a que es una plaza pública, por lo que los campesinos podrán quedarse ahí “el tiempo que sea necesario”.

“Las asistencia humanitaria que les damos es sobre los servicios de agua, luz y recolección de basura. Ojalá puedan resolver el problema para que logren volver a sus tierras, pero no olvidemos que esa gente fue desalojada, tampoco tiene un lugar fijo”, recordó.

MISMA DINÁMICA. El representante del Área Social de la Municipalidad capitalina dijo que la plaza sigue teniendo su misma dinámica debido a que no hay ninguna tensión entre los sectores.

“La presencia de labriegos no interfiere con las actividades normales que se desarrollan en la plaza, no hay quejas sobre la ocupación. Esta gente está haciendo un reclamo que nosotros consideramos justo”, se defendió.