17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
29°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 4 de junio de 2017, 11:05

Más de 1.500 heridos tras estampida en Italia

Más de 1.500 personas resultaron heridas después de una estapmida de personas provocada por una falsa alerta de bomba en una plaza del centro de Turín, donde miles de aficionados miraban la final de la Liga de Campeones.
Miles de personas se reunieron el sábado en la Plaza San Carlo para ver a la Juventus jugar contra el Real Madrid en pantallas gigantes.

Durante la segunda mitad del partido, un grupo alertó de la explosión de una bomba, lo que provocó una precipitación en medio de la multitud y causó una estampida.

Muchos fueron pisoteados al momento en que la gente corría gritando fuera del centro de la plaza, según informa el medio británico The Guardian.

La estampida puede haber sido iniciada por la explosión de un fuerte petardo que fue confundido con una bomba, sugirieron algunos testigos.

"Oí una explosión, que debe haber sido un enorme petardo", dijo un testigo a La Stampa, uno de los diarios italianos.

Embed

Otro sugirió que puede haber sido el resultado de una barrera de seguridad cayendo. "Ellos gritaron que había una bomba y se debía evacuar la plaza", dijo un miembro de la audiencia al periódico.

Tras la estampida, el suelo estaba repleto de bolsas y zapatos, y se veía a personas cojeando y buscando desesperadamente a sus amigos y parientes.

Aunque inicialmente la policía dijo que 200 personas necesitaban tratamiento en el hospital, la agencia de noticias italiana Ansa más tarde alzó la cifra en 1.527.

La mayoría de los heridos fueron tratados por cortes y contusiones leves, pero tres personas, entre ellas un niño de siete años, estaban supuestamente en estado grave.

La policía ha establecido un punto de información para ayudar a las personas a encontrar a sus seres queridos, y ahora están investigando lo que causó el pánico.

Este domingo por la mañana, la plaza seguía llena de restos del incidente y de manchas de sangre, así como de numerosas botellas de cerveza rotas, responsables, al parecer, de muchas heridas.