2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 3 de septiembre de 2016, 01:00

Marcha federal contra subas decretadas por el Gobierno argentino

Miles de personas marcharon el viernes hacia la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno de Argentina, para protestar contra medidas dispuestas por el Gobierno de Mauricio Macri, quien ha encontrado una fuerte resistencia social a sus planes económicos.

Los manifestantes cortaron puentes y avenidas de Buenos Aires para exigir más empleo y una marcha atrás con el alza de tarifas de servicios públicos impulsada por Macri, con la que busca equilibrar las cuentas del Estado.

“Pretenden que los trabajadores aceptemos gratuitamente, resignados, callados la boca, sin luchar que nos rebajen el salario, dijo Pablo Micheli, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina en su discurso.

“Lo que están haciendo es profundizar el ajuste”, agregó.

Los principales sindicatos del país endurecieron su postura contra el Gobierno en agosto y acordaron unificar la Confederación General del Trabajo, la principal central obrera del país que hasta entonces tenía tres vertientes.

En medio de una alta inflación, la tercera economía de América Latina se encuentra sumergida en una recesión –que disparó un aumento del desempleo– debido a la escasa inversión que recibió el país durante la anterior gestión de centroizquierda, que mantenía amplias regulaciones sobre los mercados. Tras asumir en diciembre, Macri eliminó los controles de cambio y las restricciones comerciales y dejó que el peso cotice libremente, lo que impulsó aumentos de precios y caída del poder adquisitivo de los trabajadores.

A su vez, ordenó reducir los millonarios subsidios energéticos y de transporte, lo que llevó a fuertes alzas en las tarifas de luz, gas y agua, una iniciativa que terminó en manos de la Justicia ante los airados reclamos.

El Gobierno respondió a la marcha señalando que entiende las “dificultades” que sufre el país, pero aseveró que el actual es un momento de “sinceramiento” de la economía en el que se trabaja por un crecimiento en pro de la generación de empleo de calidad.

“Este es un momento de sinceramiento y una transición en la cual estamos trabajando para que sea lo más breve posible, para conseguir los resultados del crecimiento de la economía y tenga impacto en el empleo y en el empleo de calidad que queremos generar”, dijo el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

“Y eso es parte de la tarea común que hacemos en el diálogo con los sectores sindicales y también con los políticos a través del diálogo en el congreso”, remarcó.

El jerarca compareció ante la prensa luego de mantener, junto a los titulares de Salud, Jorge Lemus, y de Producción, Francisco Cabrera, una reunión con los líderes de la Confederación General del Trabajo. Reuters-efe