17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
miércoles 2 de agosto de 2017, 01:00

Héroes de guerra celebran años con fuerza y lucidez

Antonio Rolín y Justiniano Riveros

ITAPÚA Y CONCEPCIÓN

Coincidentemente, tres excombatientes de la Guerra del Chaco cumplieron años en la semana, todos más de 100, y lo celebraron rodeados del cariño de los suyos.

Uno de ellos es don Ramón Caballero, excombatiente que cumplió el lunes 103 años de vida y los festejó en su humilde vivienda ubicada en la comunidad Virgen del Carmen, distrito de Loreto.

Don Caballero, a los 17 años se alistó en filas del ejército, siendo trasladado al Chaco cuando la Guerra estaba en pleno desarrollo.

El cura párroco de Loreto, padre Nelson Ayala, lamentó la actitud de las autoridades con los excombatientes: “Da pena ver a las autoridades electas que cuentan con lujosos vehículos, viáticos y combustibles con el dinero del pueblo, sin embargo, hoy no les vi a ninguna de ellas junto a este señor”, sostuvo.

Itapúa. Luciendo una increíble vitalidad y fortaleza, don Ignacio Trinidad festejó sus 104 años de vida, rodeado de sus familiares, amigos y vecinos. Este héroe de la patria nació el 31 de julio del año 1913 en una compañía rural de San Pedro del Paraná; actualmente reside en el barrio San Miguel. A pesar de los 14 proyectiles que tiene en su cuerpo producto de la sangrienta guerra, don Ignacio Trinidad goza de muy buena salud, camina sin inconvenientes, tiene buena visión y es totalmente lúcido en sus apreciaciones y recuerdos.

Otro momento de mucha alegría se vivió en la localidad de Jesús de Tavarangue, donde otro excombatiente de la Guerra del Chaco, don Rufino Ojeda Vera, cumplió 101 años. El veterano exhibió una notable lucidez y fortaleza, en el festejo que se realizó en su casa de Calle I - Caaguazú.

Lo acompañaron sus hijos, nietos, bisnietos y tataranietos, además de sus amigos y vecinos, que lo aprecian mucho.