16 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
sábado 15 de abril de 2017, 01:00

Hace 34 años no había una crecida de esta magnitud

Antonio Rolín

ENCARNACIÓN

Más de 80 familias en Itapúa sufrieron la inundación de sus casas por el desborde de los cauces hídricos, producto del último intenso temporal que totalizó unos 200 milímetros de lluvia caída. Las comunidades más afectadas por la crecida de las aguas fueron las localidades de Pirapó, José Leandro Oviedo y San Cosme y Damián.

En el distrito de Pirapó, unas 25 familias fueron damnificadas por el desborde del arroyo del mismo nombre y estas tuvieron que ser evacuadas temporalmente. Los afectados recibieron asistencia de parte de la Municipalidad de Pirapó y de la Asociación Japonesa.

De no haber sido por una ordenanza municipal, que prohíbe a las personas construir su casa dentro de una franja en ambas márgenes del arroyo, la cantidad de afectados en Pirapó hubiese sido mucho mayor a la registrada el fin de semana.

Los pobladores de esta comunidad indicaron que hace muchos años no se verificaba una crecida de esta magnitud, que llegó a inundar la casa de varios pobladores.

En la comunidad de José Leandro Oviedo, varios pobladores sufrieron la inundación de sus viviendas por el desborde del río Tebicuary, que afectó a más de 30 familias rurales, así como también en el distrito de Yuty, Departamento de Caazapá.

Don Juan Ramón Romero, antiguo poblador de la compañía Gaona de José Leandro Oviedo, manifestó que hace 34 años no se registraba una crecida similar a la actual del río Tebicuary.

La Municipalidad de José Leandro Oviedo asistió a los pobladores damnificados con víveres y medicamentos, así como también en el rescate de sus pertenencias y animales de granja.

Asimismo, en la localidad de Atinguy, San Cosme y Damián, otras 25 familias se vieron damnificadas por el avance de las aguas de los cauces hídricos, resultado de las intensas lluvias caídas sobre el Departamento de Itapúa.