24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 16 de junio de 2017, 15:50

Gusinky y Lugo: De una década de hostilidad a un apretón de manos

La senadora Mirta Gusinky expresaba públicamente su repudio hacia Fernando Lugo desde el 2008, cuando lo vinculaba con el grupo que secuestró y mató a su hija. Años después, ambos se encontraron en el Senado, la molestia de la ex primera dama se fue desvaneciendo y, aunque se abstuvo a apoyarlo con su voto, la coyuntura política los unió con un apretón de manos.

Durante el secuestro de su hija, Cecilia Cubas, ocurrido entre el 2004 y 2005, Gusinky se mantuvo en silencio y a la sombra de su marido, Raúl Cubas Grau. Pero el hallazgo de la joven muerta encendió su enojo no solo hacia los autores, sino también hacia quienes llegaron a tener contacto con el grupo.

Entre ellos figura Fernando Lugo, quien en su época de obispo de San Pedro mantuvo contacto con miembros del Partido Patria Libre que fueron sindicados como los autores del plagio.

Nota relacionada: 12 años del trágico hallazgo que enmudeció al país

En plena campaña electoral de la Alianza Patriótica para el Cambio, Gusinky copó los medios de comunicación con un mensaje en contra del grupo que resultó victorioso y puso fin a 60 años de hegemonía colorada.

"Me dirijo a ustedes hoy para que no voten por Fernando Lugo, para que tengamos un país en paz, en el que se combata el secuestro y no se lo ampare, en el que los delincuentes y sus cómplices estén en la cárcel", fueron sus palabras.

Embed

El obispo fue destituido de la Presidencia de la República en el 2012 y al año siguiente se topó cara a cara con Gusinky cuando ambos ganaron sus bancas en el Senado; el ex mandatario por el Frente Guasu y la ex primera dama por la Asociación Nacional Republicana (ANR).

La polémica siguió con las expresiones de indignación de la senadora y sus constantes acusaciones hacia la izquierda como promotora del grupo armado que opera en el norte del país y que tuvo su origen en el Partido Patria Libre.

Sin embargo, las declaraciones de la senadora en contra de Lugo se fueron desvaneciendo poco a poco. La colorada apoyaba el proyecto de enmienda que pretendía habilitar la reelección presidencial tanto del ex mandatario como de Horacio Cartes en un pacto entre ambos bandos políticos.

Secretaria de Lugo

Si bien este jueves en la sesión de la Cámara Alta se abstuvo de votar en medio de una nueva negociación entre luguistas, cartistas, oviedistas y llanistas, al final felicitó con un apretón de manos a quien pasó a ser presidente del Congreso con votos de sus antiguos verdugos, que lo sacaron del poder en junio del 2012, en tanto que Gusinky pasó a ser su secretaria.