30 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 9 de febrero de 2017, 07:06

Fiscal afirma que secuestradores se sintieron acorralados por la Policía

La fiscala Katya Uemura manifestó que los secuestradores se sintieron acorralados por la Policía Nacional y, por esa razón, decidieron abandonar al hijo del ganadero y luego darse a la fuga. A través del celular se logró rastrear al joven.

A las 4.30 se produjo la liberación de Alexander Núñez, quien estaba secuestrado desde la mañana del miércoles, cuando delincuentes armados ingresaron a la estancia de su padre ubicada en la ciudad de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay.

Katya Uemura, fiscal del caso, señaló que eran cinco los secuestradores y que solo uno habría estado con la cara cubierta.

"La víctima relató que sus captores lo tuvieron por horas caminando por el monte. Intentaron varias veces salir, pero estaban acorralados", expresó a la emisora 780 AM.

Señaló que los criminales, al sentir que no podían escapar del sitio, decidieron amarrar a su víctima a un árbol. El joven recordó que hablaban en guaraní y que estaban esperando una camioneta para irse hasta Ciudad del Este.

Otros 8 peones que también fueron tomados como rehenes fueron abandonados por este grupo armado tras un enfrentamiento con efectivos policiales en la noche del miércoles.

La agente del Ministerio Público comentó que con la empresa telefónica lograron rastrear la ubicación del joven a través de su teléfono celular, antes de que el aparato fuera arrojado por los criminales a un arroyo.

"Los captores manifestaron al joven que, si el papá no traía ya la plata, él iba a morir", refirió.

Los criminales ingresaron a la estancia de Héctor Núñez, ubicada en la zona de la colonia Ñandejára Puente, del departamento de Amambay, el miércoles a las 8.00. Los hombres redujeron al propietario, a su hijo Alexander y a los peones.

Los secuestrados decidieron liberar al dueño para que consiga los USD 50.000 de rescate por su hijo y los peones. Dejaron instrucciones para concretar la entrega del dinero solicitado y los pasos a seguir.