7 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
martes 23 de agosto de 2016, 11:52

Familiares de joven baleado se reúnen en Diputados

El papá de Richard Pereira, el joven baleado por efectivos policiales, llegó en la mañana de este martes hasta la Comisión de Derechos Humanos de Diputados, en donde el mismo comandante de la Policía Nacional estuvo presente.
Familiares de Richard llegaron hasta la Comisión de Derechos Humanos en Diputados, presidida por Olga Ferreira, en busca de justicia. En el encuentro también estuvo presente Alberto Medina, el padre de otro joven (Anderson) que también fue víctima de un hecho similar, pero hace cuatro años.

Medina contó que el comandante Sotelo no le brindó ninguna respuesta favorable ante los reclamos. Dijo que le plantearon que se encuentre una solución al conflicto o al menos que se tomen cartas en el asunto para hacer justicia en ambos casos, informó la emisora 970 AM.

Este mismo hombre denunció que el oficial que disparó a su hijo seguía en servicio en la Comisaría 5.ª Metropolitana.

Se trata del suboficial Narciso Cañete, que fue condenado en Ciudad del Este el pasado 28 de abril de este año. Un tribunal le impuso la pena de cinco años de privación de libertad por haber sido hallado culpable de disparar contra el joven Anderson Medina (24), en la noche del 1 de julio de 2012, en el kilómetro 10 de Minga Guazú.

En el caso de Richard, los dos uniformados relacionados al crimen, el comisario Jorge Ignacio Zárate y el suboficial Johnny Orihuela, ambos de la Comisaría 4.ª Metropolitana, fueron imputados y guardan prisión en la Agrupación Especializada.

El Ministerio Público imputó al comisario Zárate en calidad de coautor del hecho punible de persecución a inocentes, simulación de hecho punible, denuncia falsa, inducción a un subordinado a un hecho punible y frustración de la persecución y ejecución penal en carácter de autor; mientras que al suboficial Orihuela se lo imputó por los hechos de tentativa de homicidio y lesión grave en carácter de autor y persecución de inocentes y simulación de un hecho punible.

APARECEN EN ESTA NOTA