16 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 24 de abril de 2017, 06:44

Empresario relata lo vivido durante el asalto a Prosegur

El empresario Alejandro Anisimoff vivió de cerca el asalto a Prosegur durante la madrugada de este lunes. Las explosiones hicieron que caiga el techo de su quincho y se rompan los vidrios de su vivienda ubicada frente a la empresa.

"'No sé si vamos a salir vivos de esto', le dije a mi señora", expresó Anisimoff en Monumental AM. Ambos se quedaron abrazados bajo un colchón en la segunda planta de su vivienda, ubicada frente mismo a la empresa Prosegur.

Ellos estaban mirando televisión y a punto de acostarse para dormir cuando escucharon las explosiones. Decidieron subir hasta el segundo piso, mientras avisaban a la Policía.

Del otro lado del teléfono les recomendaron que se pongan bajo un colchón boca abajo, ante cualquier eventualidad. "La Policía decía que no salga", indicó.

Mientras tanto, ya empezaron las llamadas de sus hijos, preocupados por la situación. En un momento dado salieron a un balcón que tienen hacia atrás, desde donde divisaron que había "dos camionetas con mucha gente, que no eran policías".

"Al rato escuchamos que una camioneta sale de hacia Prosegur, se agrupan entre tres y salen a la ruta internacional. Ahí se inicia otro tiroteo", indicó.

Luego de un buen rato, su hija llegó hasta la vivienda, haciendo caso omiso a la Policía, que recomendaba no acercarse a la zona, y los encontró. "La felicidad para nosotros era que nuestros hijos y nietos no estaban ahí en ese momento", expresó el empresario.

Anisimoff criticó que la Policía Nacional destine varios agentes para cuidar la casa de políticos en la zona, mientras que en otros casos, como frente a Prosegur, solo estaba un agente en su vehículo.

Los agentes no podían llegar hasta la zona porque estaba asegurada. "Se prepararon bien", aseveró el afectado. Con los explosivos reventaron la fachada de la empresa, incluso un pedazo de hormigón casi se incrustó contra la vivienda de Anisimoff, y quedó a pocos centímetros, aplastando un automóvil.

En el asalto se llevaron 40 millones de dólares, un agente falleció, otro resultó herido, y 4 civiles también resultaron con heridas.