26 de septiembre
Martes
Despejado
20°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
34°
Jueves
Muy nublado
20°
30°
Viernes
Chubascos
18°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Edición Impresa
miércoles 12 de julio de 2017, 02:47

El zoquete científico

Guido Rodríguez Alcalá
Por Guido Rodríguez Alcalá
El Gobierno evaluará el funcionamiento de la administración pública. La evaluación se hará con participación de entidades internacionales, el BID y el Banco Mundial. No hay evaluación sin evaluadores, y en esto se destacan las entidades internacionales.

Allá por 2005, cuando Paul Wolfowitz estaba en el Banco Mundial, un estudio afirmó que los sueldos de los consultores podían llevarse el 40% del importe de la ayuda internacional.

¿Qué necesidad de ayuda hay para hacer lo que uno puede hacer cuando quiere? En lo básico, el funcionamiento de la administración pública no es una cuestión técnica, sino política: Todo depende de que uno ponga el interés general por encima de los intereses particulares.

Se habla de reformar la administración y, en dulce montón, viajan a Taiwán personas que no deberían viajar juntas, por una cuestión de imagen y de principios.

El presidente de la Corte Suprema no debería viajar con el presidente de la República, que ya tiene demasiada injerencia en el Poder Judicial. El presidente de la Corte Suprema tampoco debería viajar con un imputado, como lo es el senador Víctor Bogado, quien no debe representar al Paraguay.

Esto lo entiende cualquier persona común, sin necesidad de consultores, evaluadores, técnicos, etc. Cualquiera entiende que el senador Oviedo Matto no puede tener a treinta y dos de sus parientes y allegados viviendo del Estado, pero lo hace a pesar de las evaluaciones internacionales de 2004 y 2013, que "blindaron la admisión de funcionarios públicos", según la versión oficial. (Sin ninguna duda la han blindado, porque los planilleros han quedado empotrados en sus puestos).

Sin necesidad de consultores, cualquiera entiende el artículo 235 de la Constitución: No pueden ser candidatos a presidente de la República: "Los propietarios o copropietarios de los medios de comunicación" (artículo 235, inciso 8).

Cualquiera entiende el artículo 237 de la Constitución: El presidente no puede ejercer el comercio ni la industria (artículo 237). Me permito agregar que tampoco pueden ser candidatos a senadores ni diputados "los propietarios o copropietarios de los medios de comunicación" (artículo 197, inciso 9), y de esos hemos tenido varios.

Por otra parte, ¿qué necesidad hay de viajar o de traer técnicos extranjeros cuando se pueden hacer las cosas aquí y ahora? Quiero decir se deben, como se debe arreglar esa vergüenza internacional del juicio de Curuguaty, en que se dio un inaceptable contubernio de los tres poderes del Estado.
El Ejecutivo aceptó la "donación" de Marina Cué; el Congreso aprobó la donación esp
uria y el Poder Judicial se hizo el tonto. Este, que no es el peor abuso del caso, nos dice cómo se maneja y cómo se quiere manejar la administración pública. Donde no hay propósito de enmienda, están de más los consultores.