20 de febrero
Lunes
Muy nublado
25°
35°
Martes
Mayormente nublado
25°
36°
Miércoles
Tormentas
25°
36°
Jueves
Muy nublado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
miércoles 11 de enero de 2017, 08:39

Dos niños de una escuela pública comparten el Globo de Oro de "Moonlight"

Alex Hibbert y Jaden Piner, dos de los protagonistas de "Moonlight", la mejor película dramática del año en los Globos de Oro, son estudiantes de una escuela pública del norte de Miami, donde el director del filme, Barry Jenkins, los descubrió y donde sueñan con hacer más cine.

EFE

Cuando estos dos chicos de 12 y 13 años fueron seleccionados para participar en la película no se imaginaban que poco tiempo después vivirían en primera persona la lucha por los grandes premios cinematográficos de la temporada.

"Yo pensaba que iba a ser una película pequeña, que la gente la vería pero que no sería así de importante", cuenta Piner a Efe apenas dos días después de emocionarse al ver que Moonlight se hacía con el premio gordo de la noche.

Sentados en el auditorio de la escuela, el lugar en el que juntos se apasionaron por la actuación y donde aún acuden, él y Hibbert relatan cómo fue la experiencia que les cambió la vida.

"Fue impresionante actuar con gente como Mahershala Ali, Naomie Harris y Janelle Monáe, todos me apoyaron y me dieron consejos", cuenta Alex Hibbert, que interpreta al personaje principal de la película, Chiron, en la primera parte del filme.

Hibbert y Piner destacan entre sus mentores a alguien especial, su profesora en Norland, Tanisha Cidel, de la que han aprendido "disciplina", pero también a "ser críticos" y a "escuchar a los demás". Todo a través de la actuación.

El programa de Artes Escénicas que ella misma dirige desde hace dieciséis años y que comenzó en 1985 ha servido para muchos niños de esta zona de Miami, con un 76% de población afroestadounidense según datos del censo de 2010, encuentren un camino para su futuro.

Hibbert y Piner fueron los afortunados con Moonlight, pero Tanisha Cidel cree que su suerte podría haber sido la de cualquiera de los 75 niños que acuden a sus clases, en las que todos actúan, cantan y bailan.

"Si los niños saben que tú crees en ellos y te preocupas, eso es todo lo que necesitan", afirma Cidel, cabeza visible de una escuela que se esfuerza en potenciar las artes.

El programa llegó a oídos del director Barry Jenkins y alguien de la producción de Moonlight llamó para que todos los niños de la clase hicieran una audición. De allí salieron Alex Hibbert y Jaden Piner, que tienen claro que quieren ser actores.

Según su maestra, ya tienen "más proyectos" todavía por concretarse.

"Me siento un niño normal, pero por dentro estoy muy emocionado y quiero hacer más: mi objetivo es participar en seis películas antes de ir a la universidad", afirma ambicioso Piner, que en la película es el mejor amigo de Chiron, Kevin.

Cidel también cuenta con un pequeño papel en Moonlight, al igual que sus alumnos. Ninguno de los tres pudo ir a los Globos de Oro -Hibbert dice que tenía "muchos deberes por hacer"-, pero no se quieren perder los Óscar.

Todos ellos participan en una película que toca por igual la homosexualidad, las dificultades de la comunidad negra en los años en los que Miami se veía abatida por los efectos de las drogas y que, por todo ello, es "valiente", indica Cidel.

Moonlight narra la historia de Chiron, un adolescente que crece en Liberty City, una de las áreas más deprimidas de la ciudad, alejada de los focos de Miami Beach, con una madre adicta al crack.

En ese contexto Chiron descubre su homosexualidad, sobre la que gira este filme, aclamado por la crítica y por asociaciones LGTB.

Además de su victoria en la máxima categoría, la película aspiraba a otras cinco estatuillas, entre ellas a mejor director, mejor guion, mejor banda sonora por el trabajo de Nichollas Britell y las de actor y actriz secundarios.

El rotundo éxito de La La Land, el musical de Damien Chazelle que ganó los siete Globos a los que optaba, privó a Moonlight de lograr una cosecha mayor.

Pero Piner se encarga de reivindicar que ganaron "el premio grande", mientras su compañero de aventuras, Alex Hibbert, sueña ya con la gala de los Óscar.

"Si ganamos el Óscar voy a saltar arriba y abajo por todo el lugar, voy a estar feliz para el resto de mi vida", dice el pequeño protagonista de uno de los filmes más importantes del año, que le quiere disputar el premio a la mejor película a La La Land.

La cinta se estrenó el pasado 21 de octubre en Estados Unidos y ya ha conseguido recaudar 12,7 millones de dólares, más del doble de su presupuesto inicial, 5 millones.

El actor y productor Brad Pitt fue uno de los que puso dinero para realizar esta pequeña película independiente que se ha convertido en una de las revelaciones de la temporada para sorpresa de toda la Norland Middle School, que comparte orgullosa una parte de su éxito.

Pablo Ramón Ochoa