9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 19 de septiembre de 2016, 09:57

Diputada del PLRA: "Nos fusilaron sin que podamos defendernos"

La diputada por el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Ramona Mendoza, lamenta la suspensión impuesta por la convención partidaria a ella y a otros cinco por un periodo electoral. Dijo que la condenaron sin la posibilidad de defenderse.

La convención del PLRA desarrollada el pasado sábado decidió sancionar a seis diputados con la prohibición de postularse a un cargo partidario o electivo por un periodo electoral, por ausentarse misteriosamente en la sesión de la Cámara Baja donde se decidió votar por la no intervención a la administración de la intendenta de Ciudad del Este, Sandra McLeod de Zacarías.

Los diputados afectados son Édgar Ortiz, Fernando Nicora, Milciades Duré, Sergio Rojas, Ramona Mendoza y María Carísimo. Los primeros cinco responden al llanismo. La moción la hizo el convencional de San Lorenzo, Jorge González.

"Quedamos con los colegas en conversar para analizar la situación y luego reunirnos con los asesores jurídicos para estudiar la posibilidad de entablar una demanda. Creemos que tenemos el derecho a una defensa porque no lo hicieron, simplemente nos fusilaron y nos condenaron sin la posibilidad de defendernos", expresó la diputada Ramona Mendoza.

Recordó que este caso estaba en manos del Tribunal de Conducta de la Partido Liberal Radical Auténtico y que se tomó esa determinación sin que ese organismo se expida al respecto. Consideró una medida drástica sin usar los mecanismos adecuados.

"Todo tiene su proceso, la convención tiene derecho a imponer sanciones, pero también se debe respetar los procedimientos y en este caso no se respetó ni siquiera lo establecido en el estatuto partidario", sostuvo a la 780 AM.

La convención del PLRA tuvo episodios de bochornoso espectáculo, producto de la feroz división interna, que por momentos llevó a caldear la asamblea al punto de llegar varios de los convencionales a empujones, gritos y agresiones.

El punto de mayor tensión se dio justamente por la disconformidad del llanismo con la sanción de sus diputados, motivo por el cual el sector abandonó la convención, no sin antes ocasionar un descontrol y calificar de responsable de la ruptura partidaria a Efraín Alegre.